Señores Benetton, ¿dónde está Santiago Maldonado?

de Raúl Zecca Castel

rsz_santiago_maldonado

Podría ser esta que ven la imagen para el lanzamiento de la nueva campaña publicitaria de Benetton: la cara un poco bohemia de un joven muchacho argentino, el pelo alborotado, dreadlocks a la vista y mirada penetrante sobre fondo negro – monocromo -, como los que le gustan tanto al buen Oliviero Toscani, y luego, inevitable, el logotipo con el lema de la famosa compañía italiana, United Colors of Benetton, que se ha convertido, gracias a inteligentes estrategias de marketing, en sinónimo de apertura, multiculturalidad, integración entre los pueblos y las culturas.

Santiago Maldonado se ha integrado tan bien que ya no se encuentra. Desapareció en la nada, o, más bien: desapareció en las posesiones patagónicas del grupo Benetton. De hecho, ¿cómo no perderse en 900.000 hectáreas de tierra? Sí, porque el tamaño de las propiedades de una de las mayores empresas en el mercado mundial de la ropa asciende a una cantidad así de desproporcionada. Una adquisición – o mejor dicho, una apropiación – del valor de 50 millones de dólares que se remonta a 1991.

Pero la verdad es que esas tierras no pertenecían al estado argentino y menos a la empresa argentina Southern Land Company Limited, la compañía inglesa que adquirió la propiedad a principios del siglo XX.

Esas tierras pertenecían y pertenecen al pueblo mapuche, los indios araucanos que viven en la Patagonia desde tiempos inmemoriales, desde mucho antes de la llegada de los colonizadores españoles. Y, como bien se sabe, la tierra es de quien la habita. Ninguna ley puede contradecir este principio universal.

Los Mapuche no pueden mostrar ningún título de propiedad relacionado con sus tierras. Nunca lo necesitaron, ni nunca surgiría en ellos la presunción de poder considerar la naturaleza como un objeto a negociar. Ellos son el “Pueblo (che) de la Tierra (mapu)”, y por eso reclaman el derecho a vivir en los lugares en donde siempre han estado.

Cuando el grupo Benetton se apropió de sus lugares ancestrales, no dudó ni un momento para proceder a los desalojos forzados de pueblos enteros, desplazando a las familias y reemplazándolas con casi 300 mil ovejas para lana. Los rebaños, es proverbial, son mansos, pero no los mapuches, que desde entonces no dejaron de luchar, resistiendo y reaccionando a la violencia que regularmente se lleva a cabo en contra de sus miembros más activos, a menudo detenidos y encarcelados por las autoridades nacionales con la acusación del terrorismo. Este es el caso de Facundo Jones Huala, líder de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), que desde hace más de dos meses está detenido en la cárcel de Esquel, en la provincia de Chubut, por haber promovido y participado en actividades de boicot y re-apropiación de tierras que ahora pertenecen a Benetton.

El 1 de agosto de 2017, la Gendarmería Nacional, fuerza armada que responde directamente a las órdenes del Ministerio de Seguridad del Gobierno – actualmente presidido por Mauricio Macrí – irrumpió en las comunidades en resistencia de Pu Lof, en la misma provincia de Chubut, donde los miembros de RAM y varios partidarios de la causa mapuche manifestaban su derecho a la tierra. La acción represiva de los militares dispersó la multitud indígena con cargas, balas de goma e incendios a habitaciones, sin ahorrarse violencias en contra de mujeres y niños.

Santiago Maldonado, un artesano bonaerense de veintiocho años, estaba allí para apoyar la lucha del pueblo mapuche. Algunos testigos dicen que lo vieron por última vez en manos de la Gendarmería, pero la misma fuerza armada y el gobierno lo niegan.

Ha transcurrido un mes exacto desde su desaparición.

Argentina y el mundo entero no necesitan agregar un nuevo nombre a la macabra lista de desaparecidos.

Señor Presidente, ¿dónde está Santiago Maldonado?

Señores Benetton, ¿dónde está Santiago Maldonado?

Queremos una respuesta.

Queremos a Santiago, vivo.

 

Seguidamente reproducimos la carta que Facundo Jones Huala dirigió a Santiago Maldonado:

GRACIAS, HERMANO

Gracias, eso, te diría gracias, si hoy pudiera tenerte frente a mí. Infinitas gracias, porque no se me ocurre una palabra más poderosa para reconocer profundamente todo tu amor a nuestra comunidad, tanta entrega de manera desinteresada, por el simple deseo y el arduo trabajo de intentar conocernos, pero de verdad. Tremendo esfuerzo, hermanito, no habrá sido en vano: tu interminable solidaridad recoge por estas horas multitudinarias muestras de humanidad, que reafirman tus derechos junto a los nuestros, sembrando un ejemplo que se puede conjugar en todos los tiempos…

La respuesta no está en Facebook, ni en ninguna red social:
la respuesta está en las manos de Gendarmería Nacional.

Ellos te llevaron. Ellos te golpearon. Ellos te secuestraron. Y a nombre del periodismo que sabe mirar para otro lado, vuelven a perpetrar un terrorismo de Estado. Porque sí, los pueblos originarios venimos gritando hace mucho, pero el eco recién empieza y, eso también, se lo debemos a tu lucha… A mí, me detuvieron por primera vez a los 11 años, cuando vivía en Bariloche, camino a comprar unos mapas. “Por actitud sospechosa”, me dijeron, con una sospechosa actitud propia de quien sólo sospecha de actitudes ajenas.

A ellos no les molestan nuestras “armas” sobre sus políticas:
les molestan nuestras armas políticas.

Son ellos, quienes poseen todo el arsenal económico, comunicacional, simbólico. Y nosotros nos volvimos sus verdaderos enemigos cuando decidimos disputarlo. Aun así, Santiago, sin ser mapuche, arribaste a la comunidad abrazando nuestra causa, como si fuera tuya. Y el día de tu secuestro, los gendarmes llegaron con esa idea fija que vos ya habías descubierto mucho tiempo atrás: “Matar a los indios”. No se llevaron a un indio esta vez, te llevaron a vos, que hoy lográs poner nuestro grito dónde nosotros no pudimos, porque nuestro destino suele ser tan silencioso como nuestra historia. Lo dicen tus compañeros, lo dice tu ideología: si el desaparecido fuera mapuche, ¿cuántos gritos habría?

Los indios podemos desaparecer, sin que nadie salga a protestar.
Vos llegaste para gritarlo y, ni llevándote, te pudieron callar.

No tuvimos oportunidad de compartir nuestro tiempo, pero todos los peñi y las lamien que te conocen hablan muy bien de vos, fortaleciendo la espalda del texto que escribo. Y entonces, aún sin habernos cruzado palabra, puedo afirmar con certeza cuánto valoramos tu autenticidad: decir lo que pensabas y hacer lo que decías…

Quedan pocos, muy pocos, con semejante cualidad, ésa que te volvió imprescindible. Pero basta revisar tus acciones, para conocer tus fundamentos políticos, ésos que ahora se vuelven ejemplo de miles, de miles que ojalá se vuelvan aparecidos en la lucha, de miles que ojalá se vuelvan Santiago. Pues aquel 1 de agosto tal vez debieras haber estado formando nuevos cuadros en algún otro lado, pero allá te llevaron tus convicciones, sobre las normas claras de la comunidad: “Si no sos mapuche, nunca debés exponerte”, solemos decir en general, pero vos elegiste quedarte ahí, apoyándonos igual, hasta penetrar en lo profundo de nuestra cultura, un lugar muchas veces inaccesible para quienes vienen desde lejos. Tus decisiones, tus convicciones, nos igualan y nos hermanan en un solo grito, a todos los seres humanistas del mundo…

Yo no sé dónde estarán el Che, Severino De Giovanni, Evita, Tupac Katari o Gandhi,
pero de seguro andarán gritando por algún lado:
¡Dónde mierda tienen a Santiago Maldonado!

 

Y aquí una Carta  firmada por HIJOS México y otras asociaciones, colectivos y ciudadanos en defensa de los derechos humanos y la verdad y justicia para lxs desaparecidxs:

Ciudad de México, 30 de agosto de 2017

Sr. Gabriel Servetto (Cónsul de la República Argentina en México)

Sr. Daniel Chuburu (Embajador de la República Argentina en México)

Ref.: exigimos la aparición con vida de Santiago Maldonado

Nos dirigimos a Ud. en el marco del Día Internacional del Detenido-Desaparecido y a un mes de la desaparición forzada de Santiago Maldonado, para expresarle nuestra preocupación y exigirle por su intermedio al Gobierno argentino que arbitre todas las medidas necesarias para la aparición con vida del joven desaparecido desde el pasado 1º de agosto por efectivos de Gendarmería, en la provincia de Chubut, Argentina, en la represión de esa Fuerza a la comunidad mapuche Pu Lof, Cushamen.

En la Argentina, luego de tres semanas, la causa judicial logró ser recaratulada como desaparición forzada, gracias a la lucha de la familia y organismos de derechos humanos. Por su parte, el Comité contra las Desapariciones Forzadas de la ONU se pronunció y dio directivas al Estado para el urgente esclarecimiento del hecho, el resguardo de las pruebas, y la protección de Santiago, su familia y la Comunidad. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó una medida cautelar para la protección de los derechos de Santiago Maldonado, considerando que se encuentran “en una situación de grave riesgo”. Lamentablemente, el Gobierno argentino desconoce que se trate de una desaparición forzada y se niega a arbitrar las medidas necesarias para garantizar la aparición con vida.

Una vez más, recurrimos a la solidaridad internacional para denunciar lo que sucede en la Argentina y, en este caso, para lograr que se aplique el protocolo de la Convención interamericana sobre la desaparición forzada de personas y la Convención internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas.

Esperamos que pueda expresar nuestro reclamo urgente al Gobierno argentino para que Santiago aparezca con vida.

¿Dónde está Santiago Maldonado?

Atentamente,

Organizaciones:
Hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio H.I.J.O.S. MÉXICO
Comité ¡Eureka!
Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Víctimas de Violaciones a los Derechos Humanos en México (AFADEM-FEDEFAM)
Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México (FUNDEM)
Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila (FUUNDEC)
Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos (as) en Nuevo León(FUNDENL)
Comité de Familiares de Personas Detenidas Desaparecidas en México Cofaddem “Alzando Voces”
Grupo V.I.D.A. Laguna A.C.
Desaparecidos Justicia A.C., Querétaro
Unión de Madres con Hijos de Desaparecidos en Sinaloa en los años ’70
Red Eslabones por los Derechos Humanos, Regiones Norte, Centro y Sur
Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios, A.C.
Centro de Derechos Humanos Juan Gerardi A.C.
Fundación Diego Lucero A.C.
Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad (CCTI)
Huellas de la Memoria
Museo Casa de la Memoria Indómita
Colectivo Híjar
Construcción de lo común
Centro de Derechos Humanos de las Mujeres
Mujeres Barzonistas
El Barzón, Chihuahua
Abogadas Demócratas
Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD)
Centro de Atención a la Mujer Trabajadora
Comité Primeros Vientos
Comisión de Solidaridad y Defensa de los Derechos Humanos
Transforma A.C.
Consultoría Técnica Comunitaria Alianza Sierra Madre A.C.
Servicios y Asesoría para la Paz Serapaz México
Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia A.C.
Organización Red de Alerta Temprana
Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos A.C. (LIMEDDH)
Fundación Diego Lucero A.C. (FDL)
Red Universitaria de Monitores de Derechos Humanos (RUMODH)
Asociación de Derechos Humanos del Estado de México (ADHEM)
Actuar Familiares contra la Tortura (AFT)
Centro de Derechos Humanos Coordinadora 28 de mayo A.C. (CDHC-28)
Observatorio Nacional de Prisiones (ONP-México)
Frente Mexiquense por la Vivienda Digna (FMPVD)
Asociación Canadiense por el Derecho a la Verdad (ENVERO)
Centro de Derechos Humanos Antonio Esteban (CDHFE)
Comité de Defensa de los Derechos Humanos (CHOLOLLAN)
Consejo Federal Ejecutivo Nacional e Internacional del Frente Mexicano Pro Derechos Humanos (FREMEXDEHU)
Grupo de Investigación de Estudios Fronterizos, Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM)
Colectivo de Derecho, Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM)
Espacio construcción Estudiantil Caracol, Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM)
Programa Interdisciplinario de Investigación Acción Feminista (PIIAF A.C.)
Asamblea de Pueblos, Barrios, Colonias y Pedretales de Coyoacán
Coordinadora de mujeres oaxaqueñas “1º de agosto”
Colectivo Universitario “2 de marzo”
Asociación Unidos por los Desaparecidos de Baja California A.C.
Red de Participación Ciudadana
Grupo Promotor de los Derechos Políticos de las Ciudadanas
Organización Comuna P’urhépecha
Noticias de Abajo M.L.
Laboratorio Popular de Medios Libres
Las Hijas de su Tonantzin Tlalli
Centro Integral de Comunicación Comunitaria
Colectivo Sublevarte
Mujeres Grabando Resistencias
Escuela de Cultura Popular Mártires del 68
Coordinadora Nacional Estudiantil Metropolitana
Casa Tamatz Kallaumari
Pan, tierra y libertad. Cooperativa autónoma.
Movimiento Migrante Mesoamericano
Caravana de Madres de Migrantes Desaparecidos

Personas:
Aicela Fernandez Zamora, integrante del Comité ¡Eureka!
Eugenia Allier, IIS-UNAM
Lucha Castro, abogada
Alma Gómez Caballero, profesora
Fabrizio Lorusso, periodista y académico
Camilo Vicente, posgrado UNAM
Alfredo Limas Hernandez, de Red Ciudadana de No violencia y Observatorio de violencia social y de género, UACJ
Daniel Santiago Lemus, estudiante Ingeniería en Procesos Alimentarios UTXJ
Kiriaki Orpinel Espino
Nithia Castorena Saenz
Enrique Rascón P.
Irma Villanueva N.
Isabel Encerrado
Graciela Ramos
María Teresa Guerrero
David Lauer
Blanca Gámez G.
Víctor Quintana Silveira
Isela González Díaz
Elvira Villarreal
Alberto Rodríguez C.
Manuel Ramirez y Adela Alvarado, padres de Mónica Alejandrina Ramírez Alvarado, desaparecida.
Guadalupe de Jesus Garcia Leyva
Neftalí Granados
Rosa Guerrero
Apolonio Garcia Zuñiga, abogado Javier Rosas Rojas, sastre
Felipe Antonio Mendoza Martínez, abogado
Ihuilcamina Martínez Alarcon, arquitecto
Maribel Martínez Martínez, médico
Demetrio Saavedra lopez, sociólogo
María Belen Salas Salazar
María Guadalupe Vasquez
Anais Palacios
Luis Emiliano Castro Rodríguez
Kate Irick
María Rodríguez Santiago
Antonia Rodríguez
Joaquín Rodríguez
Cesar Eduardo Lopez Espinosa
Carlos Mercado Espinoza
Rubén Ortiz Rosas
Luis Angel Navarrete Ramirez, estudiante Licenciatura en Pedagogía
Claudio García Ehrenfeld, investigador del Instituto de Investigaciones Filológicas, UNAM
Ana Rosen, académica
Sandra Raquel Martinelli, académica
José María Martinelli, académico
Mariela Oliva Ríos, académica
Samuel Cielo Canales, académico
Alberto Benítez, académico
Cecilia Iglesias, académica
Guadalupe Julián
Diana García
María Trinidad Gutiérrez
Magali González Fernández
Maya López
Rocío Suárez López
Lorenzo Sánchez
José Juan Sánchez Castañeda
Oscar Olivera Escobar
Narciso Salinas González
José Luis Gabriel Contreras Aguirre
Santiago Rodríguez Santoyo
Edith Reyes Montes
Jair Ayala
Miguel Tovar Fierro, periodista
Paula Mónaco Felipe, periodista
Edith López Ovalle, artista
Emiliano Balerini Casal, periodista
Guadalupe Pérez Rodríguez
Tania Paloma Ramírez Hernández, académica
Ana Valentina López de Cea, promotora cultural
Heather Anne Harper
Adazahira Chávez Pérez
Edwin Salas
Liliana López Marín
Héctor Saucedo
Ena Salinas Ruiz
Heriberto Paredes, periodista
Imuris Valle, maestra en ciencias, Cinvestav
Carolina Sepúlveda Torres, comunicóloga
Nuvi Domínguez Rodríguez, maestra en arte
María Luz Casal
Carlos López Alcocer
Axel Ancira
Cande Luque
Jamin Muciño Camacho, podólogo
Javier Palomares Flores, maestro
Maria Elizabeth, Maestra de Córdoba Argentina (DNI 21.979.424)
Amparo Gaona Flores, maestra
Ignacio Cortese, físico
Erandi Villavicencio Rodríguez
HéctorToledo Sánchez
Rodrigo Armada, Doctor ante Antropología Social
Manuel Salinas Ruiz, físico
Jorge Salinas Jardón, juvilado
Amarela Varela, maestra Universidad Autónoma de la Ciudad de México, UACM
Lizzette Jaime Hernandez
Karla Burgueño, maestra Universidad Autónoma de la Ciudad de México, UACM
Carlos Ricardo Marquez Sierra, de la org Izquierda Socialista
María Rosa Nuri Carnero Roque
Hajime Espinosa Ortiz
Yazmín Peralta Valdepeña, de la red politécnica
Cora Jimenez Narcia
Karina Ocaña, Facultad de ciencias políticas
Carmina Ruiz Andrade
Ricardo Serna Suárez
Antonia González Espinosa
Amandine Fulchiron
Roberto Garcia Plaza
Karla Barrios Rodríguez
Ana Lilia Salazar Zarco
Claudia Ivette Fuentes Salas
Yazmín Sharai Cazares Hernández
Jorge Alberto Salas Saldaña
Perla Dalila Sánchez Domínguez
Flor del Carmen López Díaz
Varinia Herrera Castro
Adriana yoloxochil Jiménez Rodríguez
Larissa Rojas
Fabiola Campos Estrada
Martha Guerreo García
Alicia De Los Rios Merino
Karla Isaeth Díaz Pérez
Elisa Ortega Velázquez, UNAM
Ariadna Estévez, UNAM
Amador Fernández Savater, Madrid
Carlos Piñeyro, candidato a Dr. NSSR, NY NY
Maria Fernanda Campa Uranga
Mario Rechy Montiel
Ray David González Canseco
Nancy Roldan Rangel
Luis Carlos Velázquez Guerrero
Mariana Mora Bayo, investigadora CIESAS, Mexico
María de Vecchi, académica
Henri Bergonzi
Nadia Ortiz Mayorquín, Lic. en Economía y master en Ciencias Sociales Conacyt
Natalia Bruschtein, cineasta
Ramiro Chaves, artista
Marta DE Cea, productora cultural
Modesto Lopez, promotor cultural
Óscar Chávez, músico
Ruben Figueroa, defensor de derechos humanos

 

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...