America LatinaSegnalazioni

¡Hasta encontrarles! Se reúnen colectivos de familiares de personas desaparecidas con el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue

 16/01/2020  Etiquetas: , , , , ,

[Texto de los colectivos A tu encuentro, Justicia y esperanza, Buscando desaparecidos México-BÚSCAME y Sembrando comunidad, leído en la reunión con el gobernador de Guanajuato Diego Sinhue Rodríguez, el día 16 de enero de 2020 en el Centro de convenciones de Guanajuato. El video es de la instalación creada por activistas y dedicada a las personas desaparecidas en la entidad; más abajo la historia…]

Las propuestas planteadas por el gobernador y los acuerdos alcanzados al final de la reunión, en resumen: 1) compromiso del gobernador para crear una mesa de trabajo “incluyente”, seria y profesional, bajo seguimiento del Secretario de Gobierno, con las familias, organizaciones, acompañantes, defensores de DH, académicos, varias autoridades y tomadores de decisiones del estado, expertos y organizaciones internacionales, con presencia del Fiscal General del Estado en la primera reunión; 2) un fondo de 10 millones de pesos, no limitativo, relacionado con la mesa (o mesas) de trabajo y el apoyo a las víctimas, especialmente para la búsqueda; 3) acuerdo con medios de comunicación para crear alertas masivas y más efectivas en los casos de desapariciones; 4) aceleración del proceso de aprobación de la Comisión estatal de búsqueda, coordinación con el congreso local para las Leyes de Desaparición y de Víctimas, aún pendientes; a parte 5) La Comisión Nacional de Búsqueda (federal) ha reiterado la posibilidad de otorgar recursos al estado de hasta 12 millones de pesos en caso de que se cree una Comisión estatal de búsqueda, la cual puede crearse también por decreto, mientras se apruebe la Ley en materia de desaparición; 6) sanciones a los funcionarios públicos de la Fiscalía que no hayan cumplido con su deber ante las víctimas (compromiso afirmado por Luis Ernesto Ayala, Secretario de Gobierno) y financiamiento de actividades de la Fiscalía para evitar la excusa de que “no hay recursos” para la investigación, la búsqueda y demás funciones.

TEXTO DE LOS COLECTIVOS: Estimados y estimadas, aquí presentes. Agradecemos mucho la oportunidad de tener este espacio de diálogo. De parte de las familias de las víctimas en Guanajuato, nos da gusto ver que el Sr. Gobernador, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, está mostrando no solo calidad humana sino responsabilidad como cabeza del Estado sobre la protección y la atención de la ciudadanía. [PDF del documento]

Rueda de prensa 16 enero 2020

La desaparición es una violación múltiple a los derechos humanos, un crimen permanente que no prescribe hasta dar con el paradero de la persona, por eso la búsqueda y la investigación no pueden cesar nunca. Según la ley General en Materia de Desaparición, después de tres días, cualquier persona no localizada se trata como un caso de desaparición, o sea debe presumirse la comisión de un delito, con todas las consecuencias legales. También se prevé que a la menor sospecha o indicio de la familia la búsqueda sea inmediata.

Las y los desaparecidos nos faltan a toda la sociedad. Esta violencia extrema, vinculada a la impunidad, daña irremediablemente a personas, familias, comunidades, y todo el tejido social. Nadie puede y debe sentirse a salvo. A todos nos puede tocar, independientemente de nuestra clase social o estilo de vida. Según cifras de la Fiscalía, en Guanajuato hay más de 2,000 personas desaparecidas. En los entierros clandestinos de nuestro estado hay decenas de cuerpos y restos humanos, testimonio de vidas brutalmente interrumpidas.

El año pasado, ante una situación cada día más preocupante en muchos municipios y la ausencia, omisión y/o involucramiento de las autoridades, decenas de familias, movidas por el mismo dolor, decidieron juntarse y formar un colectivo llamado “A tu encuentro”. Otro grupo, “Justicia y esperanza”, ya existía en San Luis de la Paz, y así sumaron esfuerzos. Y lo mismo sucedió con los colectivos “Sembrando comunidad” y “Buscando Desaparecidos Mexico, BUSCAME”.

colectivos guanajuato logos Tira delgada

Es un mito lamentable que al interior de las instituciones del Estado, y en parte de la opinión pública, se considere que las personas desaparecidas están vinculadas a actividades delictivas o que fueron víctimas de “ajustes de cuenta”. Se dice que “por algo se los llevaron” o “en algo andaban”. Este discurso criminaliza a los ausentes y a sus familias, ya que se les culpa sin investigar a fondo. Asimismo, justifica la violencia en su contra, antes y después de la desaparición y llega a cristalizarse en acciones y mentalidades de las instituciones, que básicamente se auto-eximen de la responsabilidad de proteger los derechos, constantemente vulnerados, de ciertas personas, grupos y víctimas.

Otro mito y estigma contra las víctimas es que las desapariciones sólo dependen de decisiones voluntarias de personas que volverán o darán aviso de su paradero. Se dice que “se fueron por su propio pie”, “con el novio o la novia”, y esto justifica la inoperancia de las autoridades, contra lo que prescribe la Ley, y dilata las acciones urgentes de búsqueda.

Es una mentira que las desapariciones sean simples casos individuales y relativamente “aislados”. Aquí ya hay desapariciones masivas, grupos armados que las cometen, paramilitares o vestidos de policía. Los hogares son invadidos y saqueados a plena luz del día.

Se dice que quienes cometen las desapariciones son particulares o grupos del crimen organizado. Sin embargo, también hay desapariciones forzadas, con involucramiento de funcionarios públicos, en Guanajuato. En fin, dejemos de hablar de “levantones” porque significa minimizar y no reconocer el crimen que es la desaparición.

Las familias no pueden ni deben seguir supliendo el trabajo de investigación, no deben seguir arriesgando su vida para buscar a sus familiares. Ese es el trabajo y la responsabilidad del Estado de Guanajuato en su conjunto.

Las acciones de esta semana de la Fiscalía para tratar de justificar una supuesta atención a las víctimas, que ayer dicha institución relató en un comunicado, representan una ofensa al digno reclamo que se ha hecho, puesto que no son más que visitas sin sustancia, sin estrategia, que denotan una carencia total de plan de investigación y búsqueda para afrontar de forma efectiva las desapariciones.

Las familias, en realidad, han vivido durante años en un total abandono institucional, enfrentándose a malos tratos, negativas, inútiles esperas y puertas cerradas. Justo ahora que las familias no están solas, cuentan con cierto respaldo legal o se organizan, es cuando la Fiscalía se dice “cercana” a las víctimas.

Las visitas de esta semana, en lugar de significar un avance en la investigación, fueron, más bien, como interrogatorios sobre la información adicional que las familias pudieran haber conseguido sobre sus seres queridos.

Ya no podemos creer en las mentiras contra quienes son víctimas de la inseguridad.

No hacer nada, no hacer suficiente y no hacerlo con las víctimas es lo que el Derecho Internacional llama “aquiescencia” y que las familias traducen como ser cómplice del delito.

Si es verdad, como creemos, que el trabajo todo lo vence, junto a la buena voluntad, entonces proponemos seguir dialogando y trabajar, juntos y juntas, para buscar y encontrar a todas las personas desaparecidas, conocer la verdad y obtener justicia. Creemos que se pueden priorizar tres temas:

  •   el marco legal que le dé nombre al delito y a las obligaciones institucionales de búsqueda, investigación y atención a víctimas;
  •     la atención inmediata, concreta y urgente de las víctimas
  •    y la más importante: la búsqueda y la investigación para la pronta localización de las y los desaparecidos

Finalmente, Guanajuato tiene tres grandes ventajas o áreas de oportunidad:

  • desde hoy, tiene abierto un diálogo constructivo para avanzar en una agenda a favor de las víctimas y la sociedad;
  • cuenta con colectivos de familias, conocedores del contexto y dispuestos a apoyar;
  • puede aprovechar la experiencia de defensores de derechos humanos, de familiares de personas desaparecidas, de académicos, de organizaciones sociales nacionales e internacionales y de otros estados que ya han vivido la violencia y llevan años trabajando con las víctimas.

Estamos seguros de que con su ayuda, los podemos tener de regreso en nuestros hogares, que su compromiso con los guanajuatenses va más allá del deber constitucional, y que con su calidad humana, su perspectiva de hijo, hermano y padre, junto con la aportación de las familias de las víctimas, podremos reconstruir la paz y la justicia que se requiere en nuestro estado.

Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos.      Muchas gracias.


grullas de papel para lxs desaparecidxs GTOUn texto sobre la instalación de 2,100 grullas de papel, que representan a lxs desaparecidxs de Guanajuato. Fue hecha por activistas y personas solidarias el 16 de enero de 2020, en el centro de convenciones de la capital guanajuatense, en ocasión de la reunión del gobernador con los colectivos de familiares.

PORQUE VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS
Sadako Sasaki, una niña japonesa enferma de cáncer, conoció la leyenda de las figuras de origami que dice que si haces mil grullas puedes pedir un deseo que se te concederá. Sadaku murió cuando apenas llevada 644 grullas, aves fieles que viven siempre en parvada, es grupo; solidarias y fieles. Aunque Sadako no alcanzó a sanar, sus amigos hicieron las grullas faltantes y erigieron un monumento en su honor.
En Guanajuato no tenemos grullas, pero tener dolor y sueños, sueños de esperanza y ánimos de luchar por la justicia y la verdad. Por eso las familias de las personas desaparecidas en Guanajuato convocamos a algunas personas y colectivas a hacer grullas y nosotras mismas nos pusimos a hacer grullas. Intentamos, hacer mil grullas, dos mil grullas si fuera posible, porque con ellas queremos representar a las personas desaparecidas en Guanajuato, víctimas que no han sido contadas, reconocidas, nombradas, pero cuya ausencia debe estar doliendo como nosotras sabemos que duele tener un familiar desaparecido.
De acuerdo con las investigaciones del Dr. Fabrizio Lorusso, en Guanajuato, la cifra real de personas desaparecidas sería de 2 mil cien.
Dos mil personas desaparecidas a las que hoy queremos nombrar y representar con estas figuras de origami; porque además de cumplir sueños, las grullas también son un símbolo de paz, y en Guanajuato necesitamos esa paz, en nuestros corazones y en las calles, en espacios públicos seguros donde no tengamos miedo de morir o de ser desaparecidas.
Hoy iniciamos un camino de lucha en que el Gobierno del Estado tiene un papel fundamental para encontrar verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición. Estaremos aquí para coadyuvar, pero también para exigir y mantenernos unidas en la lucha. Pero no queremos empezar este camino con una mentira en la que sólo se piense las presentes somos las únicas víctimas, porque no es así. Queremos justicia y paz para las que estamos aquí, para las ausentes y para las personas y familias que no han sido nombradas todavía pero que llevamos en nuestros pensamientos y en nuestros corazones.
NO PARAREMOS HASTA ENCONTRARLES

Pubblicato da:  In Categoria: America Latina, Segnalazioni

  1. […] Este material se comparte con autorización de l’America Latina […]

Comment here