Segunda vuelta presidencial en El Salvador: el FMLN espera confirmar victoria

fmln el salvador

[Fabrizio Lorusso – Variopinto al día] El candidato progresista del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) de El Salvador, el ex guerrillero y sindicalista Salvador Salvador Sánchez Cerén, es el virtual presidente del país, con el 50,11% de los votos contabilizados en el balotaje del 9 de marzo. El candidato conservador de ARENA (Alianza Republicana Nacionalista), el ex alcalde de la capital San Salvador, Norman Quijano, perdió por un puñado de votos, sólo 6600 sobre un total de tres millones, quedándose al 49,89% del total.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) confirmó los datos del primer recuento oficial, pero crece la incertidumbre en la espera del conteo definitivo que empezará el martes. La afluencia en las urnas ha sido del 60% y no se reportaron accidentes en la jornada, sin embargo, dado el escaso margen entre el primero y el segundo candidato, Quijano habla de un “empate técnico” y se rehúsa a reconocer los resultados. “No vamos a permitir fraudes”, comentó en la noche del domingo, pues su convencimiento es que ARENA ganó.

En la primera vuelta del dos de febrero, Sánchez había conseguido el 49% de las preferencias, dejando al rival de las derechas atrás de 10 puntos, pero en las últimas dos semanas Quijano ha ido ganando terreno, acusando a la izquierda de querer instaurar “un gobierno socialista semejante al de Venezuela”. La derecha salvadoreña, entonces, parece haber arrinconado, temporalmente, su propuesta de “mano dura” y militarización contra las pandillas y los narcos, que ya no tenía tanto efecto y éxito en la población harta de la violencia, para suscitar, en cambio, una campaña del miedo, apelando al “espectro de Venezuela”, justamente en estos días de protestas en el país suramericano.

Sánchez, por su parte, propuso “acuerdos” con el mundo del trabajo y los empresarios para impulsar las grandes transformaciones que necesita el país, uno de los más violentos y pobres de América Latina.

El primer gobierno del Frente (2009-2014) del moderado Mauricio Funes logró acreditar a la izquierda como fuerza de gobierno, en una realidad política históricamente tradicionalista y oligárquica. De hecho, la derecha gobernó entre 1989 y 2009, y ARENA es un partido que nació durante el conflicto armado de los ochenta, vinculándose a los escuadrones de la muerte y al homicidio del Monseñor Arnulfo Romero en 1980.

Con el FMLN y Funes, pese al bajo crecimiento (+1,9% del PIB en 2013), aumentó la cobertura de los programas sociales y el índice de pobreza descendió de un 7%. Los homicidios descendieron sensiblemente, gracias a un pacto con los líderes detenidos de las pandillas que, si bien fue muy criticado por la oposición, pudo mantenerse por muchos meses.

El Salvador siguió una política exterior moderada, sin entrar en contraste con los empresarios nacionales, y optó por no unirse al ALBA, la Alianza Bolivariana para las Américas promovida por Hugo Chávez. Decidió adherirse como país observador a la Alianza del Pacífico, acuerdo comercial ligado a Estados Unidos y apoyado por las compañías exportadoras nacionales.

La economía del “pulgarcito de América” se basa en una masa de micro-propiedades agrícolas de subsistencia, insuficientes de por sí para dar de comer a la mayoría de la población, pero también en sectores más dinámicos, aunque muy concentrados, como la agricultura para la exportación (café, algodón, maíz, azúcar, economías de latifundios), la industria textil y la maquila.

La expansión de las políticas sociales y de seguridad, entonces, necesita de un nuevo pacto fiscal con las élites, y por eso Sánchez remarcó la voluntad de hacer “acuerdos” y de gobernar para todos y con todos, y, si será confirmada su victoria, el escaso margen de votos no le dejaría muchas más alternativas.

La incertidumbre de estas horas podría inducir a Quijano a incitar un conflicto post-electoral, impugnando los resultados, o a descreditar el futuro gobierno, pero su el  TSE confirmará los datos preliminares, también El Salvador tendrá por primera vez un “presidente guerrillero” come el Uruguay de “Pepe” Mújica y el Brasil de Dilma Rousseff.

@FabrizioLousso

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...