EPER: Miradas sobre el 68 desde el teatro

1. Cartel Eper 2. EPER PORTADA LIBRO

(De Variopinto al día – Fabrizio Lorusso) Ciudad de México.- Todos los miércoles de este mes de octubre se va a presentar la obra teatral Eper, de Tania Campos, en la Ciudad de México, y la cita es en un teatro, centro cultural ubicado en la colonia Condesa (Nuevo León 46, esquina con Parras). Eper, que significa fresa en húngaro, es la primera de una trilogía que, según miradas distintas y heterodoxas, pretende abordar el tema del 68 y del movimiento estudiantil.

La idea es que la obra se ponga en escena durante el mes de octubre de cada año, a partir de la primera temporada en 2012, estrenada en el Centro Cultural Universitario de la UNAM en Tlatelolco, hasta el 2018, cuando se cumplirán 50 años de la matanza de Tlatelolco de 1968. Con la dirección de Alexandro Guerrero y la actuación de Nora Manneck, este monólogo teatral representa la visión de una mujer extranjera, Ilka, quien recuerda su niñez durante la Segunda Guerra Mundial, así como su precario destino e incierta identidad.

Como muchos extranjeros en México, Ilka elige este país para encontrar un sentido de pertenencia y echar nuevas raíces. Su historia personal se va entrelazando con el fervor y los acontecimientos del movimiento estudiantil de 1968 y, en especial, con la existencia del hombre al que ama, quien fue preso y señalado como traidor.

Este año la obra se integra con un libro: el texto completo de la obra, más largo del que se aprecia en las representaciones teatrales, fue ilustrado magistralmente por Luis Pérez Gay, puesto en circulación por laEditorial Revolución y está a la venta, por ahora, durante las funciones para apoyar la producción de la obra. También se consigue directamente con la autora: http://demilagroandamos.blogspot.mx .

Aprovechando la ocasión del arranque de esta nueva temporada y del lanzamiento del libro de Eper, en cuyo reparto se encuentran: Nora Manneck (Ilka), la acordeonista Alexandra Beugnet y, como voz agente, Arturo Beristáin.

A continuación la entrevista con Tania Campos, antropóloga y escritora, para saber más sobre la obra.

¿Qué significa Eper?

“Eper es la historia y el monólogo de una mujer extranjera que se relaciona con uno de los líderes estudiantiles del 68, es la visión de una mujer que no está involucrada políticamente en la política pero sí lo está emocionalmente, su vida está ligada a lo que sucede y sufre persecución también por ser extranjera. La historia de ella no sólo es el 68, sino que empieza desde antes, con la Segunda Guerra Mundial, y con la decisión de venir a México a vivir. Eper quiere decir fresa en húngaro, pues la protagonista de la obra es húngara y se basa sobre la historia de mi madre.”

¿Cuáles son las otras obras de la trilogía?

“La segunda de la trilogía se llama Es una provocación y es un diálogo entre José Revueltas y el representante estudiantil que estuvo en la misma celda que Revueltas. La tercera es una parodia que se llama Revolución se escribe con V que es una crítica parodiada de cómo el 68 ha llegado a convertirse ya en un referente utilizado incluso por el propio gobierno. Hay marcha cada 2 de octubre pero parece que no hay algo más.”

¿Tratas el tema de la migración y la extranjería?

“Más que con el tema de migración tiene que ver con la manera en que México se relaciona con los extranjeros, con los que se quedan a vivir aquí. Porque una cosa son los extranjeros de paso, los turistas o viajeros, con los cuales los mexicanos sabemos ser muy lindos, y todos nos caen bien.

Pero cuando un extranjero decide quedarse en el país ya la cosa cambia, creo que hay algo que les llega a los extranjeros particularmente y que es difícil de comprender para los mexicanos, sobre todo por los que no tienen contacto con los foráneos: es el hecho de que un extranjero en México siempre va a ser extranjero, por más adaptado que esté, por más que lleve 50 años aquí, por más que hable un español impecable y conozca la historia o que esté comprometido con este país, para los mexicanos un extranjero siempre va a ser extranjero. Eso tiene implicaciones no sólo sociales, sino políticas.

En México, cuando hay algún problema político, la culpa es de los extranjeros, o sea, el discurso oficial apunta hacia ellos. Lo puedes ver por ejemplo con los zapatistas, cuando se decía: ‘Y es que vinieron una bola de extranjeros, y es que los están manipulando’, y cosas así. En el 68 la persecución a los extranjeros también fue brutal porque eran los únicos que podían ser una voz fuera de lo que había pasado aquí, no se querían testigos. Hoy también es vigente el tema.”

¿Qué otros temas trata Eper?

“La obra habla de la necesidad de pertenecer a un lugar como primer tema. Habla de lo que es ser extranjero en México en una coyuntura política. Y habla de la historia oficial y no oficial del 68, y es una crítica dura también a la historia no oficial que se volvió parte de la oficial.

La historia que nos enseñan no corresponde con la verdadera. De alguna manera, la historia de esta obra tiene que ver con mi familia y con el movimiento estudiantil del 68. La idea es cuestionar cómo se escribe la historia desde diferentes puntos de vista y eso vale en general, no sólo con el 68.

Lo terrible de este asunto es que esa forma de hacer las cosas es una estrategia de estado y se hace en todos los movimientos, pues se logran infiltrar y, dentro de ellos, a todos los que pudieran tener más carisma, convocatoria o más proyección se les acusa a menudo, desde dentro, de ser traidores o de trabajar por el gobierno y de esa manera es como se anulan a los más radicales de los movimientos.”

¿Por ejemplo?

“Si vemos lo que pasa con la cobertura mediática del caso Ayotzinapa, por ejemplo, allí Televisa, Tv Azteca o Milenio, medios que tradicionalmente se ocupan de tergiversar todo eso, ¿por qué ahora están tan interesados en cubrir una nota que en otros momentos no hubieran cubierto así? Algo hay.

Pienso que el asunto es mucho más complejo y tiene que ver, por ejemplo, con la criminalización de cierto tipo de estudiantes, politizados y organizados como en las Normales Rurales, y ponerlos en los medios de alguna manera tiene dos efectos: por un lado, desde luego, aumentan la rabia y las protestas de la gente, pero por otro lado también tienen la función de amedrentar y mandar un mensaje contra ‘esos estudiantes rijosos’, en un momento en que hay protestas fuertes en el Poli.”

¿Por qué aconsejas ir a ver Eper?

“Volviendo a la obra, diría que es una historia compleja y puede sentirse identificada la gente que vive la cuestión del desarraigo, eso de pertenecer y vivir en un lugar que no es el tuyo. Y asimismo, el tema de la persecución política, el de los extranjeros, de la historia oficial y también, al final, sí hay preguntas y cuestionamientos muy concretos sobre esa historia no oficial que se volvió oficial y lo que ha significado para nosotros.

La protagonista habla de la factura que se le cobra al hijo por el papel que le fue asignado al padre, y así se silencia, al menos en parte, no sólo al padre sino al hijo. Nos vemos, entonces, a las ocho de la noche en “Un Teatro”, frente al parque España, todos los miércoles de este mes.”

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...