La desaparición del Subcomandante Marcos

Sub marcos

La Realidad, CHIAPAS; El pasado 24 de mayo, más de 4000 bases de apoyo zapatistas (BAZ) y 800 adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona se juntaron en el caracol de La Realidad, Municipio de Las Margaritas, Chiapas, con integrantes de la comandancia del EZLN y los Subcomandantes Moisés y Marcos. La movilización se realizó para rendir homenaje a José Luis Solís, “Galeano”, quien fue asesinado el 2 de mayo por elementos de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC-H) Histórica, quienes actuaron según un plan y al estilo paramilitar.

El Comandante Tacho lo explicó así: “Venimos a darle homenaje a un compañero sin tamaño ni altura, no venimos a enterrarlo, venimos a desenterrar su ser combativo; venimos a levantarlo en alto en cada niño y en cada niña. Levantar en alto en cada compa su ser maestro, su ser videoconferencista, su ser pasante de Consejero Autónomo, candidato a Junta de Buen Gobierno y su ser sargento”.

Los jefes del EZLN llegaron a la comunidad porque les fue solicitada su presencia y subrayaron cómo las detenciones efectuadas por el gobierno estatal no son “justicia” sino engaños para apaciguar a la gente y señalaron a  Florinda Santis, regidora del PAN en Las Margaritas, a Luis H. Alvarez, comisionado para la Paz en Chiapas, a Carmelino Díaz López, y a los tres niveles del gobierno como corresponsables de los hechos. “Desde la realidad y por La Realidad, no dejaremos que la destruyan”, dijo el Subcomandante Moisés.

Uno de los líderes y voceros más conocidos del EZLN, el Sub Marcos, anunció su retiro después de más de treinta años de militancia rebelde y de 20 a luz pública: “Siendo las 02:08 del 25 de mayo del 2014 en el frente de combate suroriental del EZLN, declaro que deja de existir el conocido como Subcomandante Insurgente Marcos […] Por mi voz ya no hablará la voz del Ejército Zapatista de Liberación Nacional”, dice su comunicado.

Fueron, entonces, las “últimas palabras en público antes de dejar de existir” de Marcos y con ellas se deja en claro que ha habido ya un relevo con múltiples y complejas facetas: está el cambio generacional, que es el más evidente, pues ya hay generaciones nacidas bajo el zapatismo, pero también hay otros relevos que muchos no han visto como el de clase, el de raza y el del pensamiento. Si antes el movimiento era mixto, con fuerte componente incluso clase-mediero “ilustrado”, ahora es más indígena y campesino. Si antes la dirección era más mestiza, ahora es decididamente indígena y, finalmente el más importante: el relevo de pensamiento “del vanguardismo revolucionario al mandar obedeciendo; de la toma del Poder de Arriba, a la creación del poder de abajo; de la política profesional a la política cotidiana; de los líderes, a los pueblos; de la marginación de género, a la participación directa de las mujeres; de la burla a lo otro, a la celebración de la diferencia”.

La última aparición en público del Marcos se remonta al 2009, tres años después de la Otra Campaña y dos años y medio antes de la marcha silenciosa de los 40 mil que, en diciembre de 2012, conmemoró a las víctimas de la masacre de Acteal y marcó una serie de nuevas actividades de los zapatistas: nuevos comunicados, reconexión de alianzas y el arranque de las Escuelitas Zapatistas para la Libertad según los y las Zapatistas, que atrajeron a centenares de nuevos y viejos militantes hacia Chiapas en el 2013 y, de nuevo, difundieron logros y motivos de la autonomía zapatista en todo el mundo. Marcos explicó que su figura pública fue sólo “una botarga, un holograma”, funcional a la visibilidad del movimiento, para que las voltearan a ver lo que pasaba en Chiapas.

En este sentido, el mensaje final del Sub respeta el mismo modelo o sentido de la autonomía, de la política desde abajo y de la idea del relevo, según el cual todos hacemos política y los cargos van y vienen, basándose en una “autoridad” conquistada poco a poco, legítima, temporal y funcional, y no en las imposiciones mediáticas o en la cooptación y el reconocimiento del gobierno o de algún mando “superior”. Las estructuras jerárquicas tenderían a desaparecer o a difuminarse, difundiéndose en sus funciones y poderes, y poco a poco es éste el proceso que este fin de semana se sancionó, aunque llega de lejos.

El relevo cuesta tiempo, voluntad, recursos y construcciones, por eso no se da abrupta o rápidamente, pues hubo y hay estructuras más duraderas en el EZLN que justamente se encargan de la continuidad del proyecto y de su protección en un contexto de hostilidad y fuertes embates. Pero la “desaparición de Marcos”, sin duda, marca otro paso delante de un movimiento que va caminando autónomamente, hace muchos años en realidad, y va construyendo alternativas democráticas, sociales y económicas, aun estando bajo fuego y teniendo que mantenerse resguardado. A través de una carta en cinco puntos, el subcomandante insurgente Marcos dijo que “ya no hablará la voz del Ejército Zapatista de Liberación Nacional”, respetando una “decisión colectiva”, pues “serán mis últimas palabras en público antes de dejar de existir”, afirmó.

Los puntos de su mensaje son: “Una decisión difícil”, “¿Un fracaso?”, “El relevo”, “Un holograma cambiante y a modo. Lo que no será” y “El dolor y la rabia. Susurros y gritos”. Empieza con la historia del movimiento y su irrupción pública el primero de enero de 1994, cuando inicia la “guerra de los de abajo contra los de arriba, contra su mundo”, contra el neoliberalismo, modelo consagrado por la entrada en vigor del TLCAN ese mismo día. “En lugar de dedicarnos a formar guerrilleros, solados y escuadrones, preparamos promotores de educación, de salud, y se fueron levantando bases de la autonomía que hoy maravilla al mundo. En lugar de construir cuarteles, mejorar nuestro armamento, levantar muros y trincheras, se levantaron escuelas, se construyeron hospitales y centros de salud, mejoramos nuestras condiciones de vida. En lugar de luchar por ocupar un lugar en el Partenón de las muertes individualizadas de abajo, elegimos construir la vida”, escribió Marcos, quien también evidenció la coherencia del EZLN en el tiempo, sus intentos fallidos y fracasos que, sin embargo, significan tener fortaleza y un rumbo firme, contrariamente a lo que pasa en la política tradicional donde la ruta del poder significa incongruencia y éxito a toda costa.

“En la madrugada del día primero del mes de enero del año 1994, un ejército de gigantes, es decir, de indígenas rebeldes, bajó a las ciudades, para con su paso sacudir el mundo. Apenas unos días después con la sangre de nuestros caídos aún fresca en las calles, nos dimos cuenta que los de afuera no nos veían”, así justifica Marcos la construcción de su propio personaje, y sigue: “Acostumbrados a mirar desde arriba a los indígenas, no alzaban la mirada para mirarnos; acostumbrados a vernos humillados, su corazón no comprendía nuestra digna rebeldía […] Su mirada se había detenido en el único mestizo que vieron con pasamontañas, es decir, q (sic) no miraron. Nuestros jefes y jefas dijeron entonces: ‘sólo ven lo pequeño que son, hagamos a alguien tan pequeño como ellos, que a él lo vean y que por él nos vean’. Empezó así una compleja maniobra de distracción, un truco de magia terrible y maravilloso, una maliciosa jugada del corazón indígena que somos; la sabiduría indígena desafiaba a la modernidad en uno de sus bastiones: los medios de comunicación. Empezó entonces la construcción del personaje llamado Marcos”. Es una crítica fuerte del sistema de los medios de comunicación dominantes que quieren crear líderes o escándalos, se fijan más en el detalle morboso o en la noticia tendenciosa que en los puntos substanciales y realmente novedosos de los acontecimientos y “el caso es que el supMarcos pasó de ser un vocero a ser un distractor”, explica el comunicado. Y, claro está, “no son necesarios ni líderes ni caudillos ni mesías ni salvadores. Para luchar sólo se necesita un poco de vergüenza, un tanto de dignidad y mucha organización”.

Los P.D. o posdatas finales del documento son siete, caracterizados por el sarcasmo típico del Sub Marcos que, de esta manera, logra desacralizar los momentos y las situaciones más delicadas y difíciles: “1.- ¿Game Over’, .2.- ¿Jaque Mate’, 3.- ¿Touché’, 4.- Ahí se ven, raza, y manden tabaco, 5.- Mhhh, así que esto es el infierno… ¿Ése Piporro, Pedro, José Alfredo! ¿Cómo? ¿Por machistas? Nah, no lo creo, si yo nunca…, 6.- O sea que como quien dice, sin la botarga ¿ya puedo andar desnudo?, 7.- Oigan, está muy oscuro acá, necesito una lucecita”. La despedida-desaparición de Marcos y su “transformación” en Galeano significa también que, en realidad, sus palabras y acciones quedan con todos, vivas, pues “Galeano somos todos”, ha sido la consigna y el homenaje que se difundió a lo largo y ancho del mundo durante este mes de mayo de luto y resistencia, culminado el sábado 24 de mayo en La Realidad, Chiapas.

De hecho, así concluyó Marcos su última intervención pública: “Buenas madrugadas tengan compañeras y compañeros. Mi nombre es Galeano, Subcomandante Insurgente Galeano. ¿Alguien más se llama Galeano?”. Después de la pregunta, se levantan gritos y respuestas, y se acaba el discurso: “Ah, tras que por eso me dijeron que cuando volviera a nacer, lo haría en colectivo. Sea pues. Buen viaje. Cuídense, cuídenos. Desde las montañas del Sureste Mexicano. Subcomandante Insurgente Galeano”. No faltaron quienes acusaron a Marcos de haber transformado el homenaje a Galeano en su proprio “show”, en un tributo a su propia “carrera”, o bien, argumentaron que se trató de “un teatro”, hecho para los medios.  Estas afirmaciones esconden, desde luego, prejuicios e ignorancia acerca de algunos hechos incontrovertibles.

La comandancia del EZLN se mueve, siempre y cuando haya un pedido por parte de las bases y de los caracoles, como sucedió en el caso del homenaje póstumo y del brutal asesinato del maestro de la Escuelita o votán Galeano, mismo que la comandancia está investigando, y no se mueve para “armar espectáculos”. La presencia mediática en los eventos realizados en La Realidad fue de “medios libres, alternativos, autónomos o como se digan”, mismo que fueron casi los únicos que, en un principio, dieron versiones más fehacientes del terrible ataque contra las BAZ del 2 de mayo, así como de muchos otros, entre ataques paramilitares y agresiones de distintas índoles, que fueron callados o no tuvieron una eco tan fuerte en el último año.

El lenguaje irónico y literario, el sarcasmo de tinte crítico y político, frecuentemente en forma de cartas y comunicados, son parte del armazón retórico del Subcomandante Marcos y, en parte, de la misma comandancia zapatista quienes, también de esta manera, han sabido crear (y hacer que se creen) nuevos imaginarios y eficaces narrativas, dentro y fuera de las comunidades autónomas de México, y más allá del quehacer cotidiano, del “hacerse política”, del “mandar obedeciendo” y del proyecto de la autonomía.

Finalmente, no hay efectivamente un momento de “show” y un momento de “silencio” en la historia del EZLN, pues se trata en buena medida de situaciones creadas por los medios del mainstream que correspondieron sólo en parte con la condición histórica del movimiento, pues de hecho nunca, en ninguna fase, se ha dejado de denunciar por parte de los zapatistas el acoso de las autoridades locales y nacionales, así como loa ataques, más o menos graves, contra sus bases y comunidades, por lo cual no se puede hablar de verdaderos y duraderos “silencios” de los zapatistas, sino, más bien, de evoluciones y distintos momentos tanto de su discurso como de sus prácticas, marcadas, además, por la acción y la presencia de distintos actores, no sólo por la comandancia o por Marcos, como son los voceros, las Juntas del Buen Gobierno,  los adherentes a la Sexta, los intelectuales “afines”, las BAZ, los simpatizantes e incluso los interlocutores externos. @FabrizioLorusso [Revista Variopinto]

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...