Archivi tag: Rusia

Italia y las bombas en Yemen

bomba2 yemen.jpg[Fabrizio Lorusso – del diario La Jornada del 2 de febrero de 2018,] ¿Cómo las bombas fabricadas en Italia mataron a una familia en Yemen? Es el título de un video-reportaje publicado hace pocos días en el New York Times que ha causado revuelo en Italia, aunque sólo llegó a confirmar las denuncias que desde hace años reiteran las organizaciones pacifistas. “Italia repudia la guerra como instrumento de ofensa a la libertad de otros pueblos y como medio de resolución de las controversias internacionales; permite, en condiciones de paridad con otros estados, las limitaciones de soberanía necesarias para un ordenamiento que asegure la paz y la justicia entre las naciones; promueve y favorece las organizaciones internacionales dirigidas a tal fin”, reza el artículo 11 de la Constitución italiana, la cual ha sido violentada repetidamente.

Continua a leggere

¿Fue legal el referéndum separatista de Crimea?

Putin Obama

[de: Variopinto – Fabrizio Lorusso] Ucrania dice que no, y el derecho internacional parece suportar su posición. Estados Unidos, Japón y la Unión Europea también dicen que no, pero Rusia y el Parlamento de Crimea dicen que sí, el referéndum en que, el pasado domingo 16 de marzo, el 97% de los votantes de Crimea decidieron ser parte de Rusia y no de Ucrania sería legítimo. La afluencia fue alta, votaron el 82.71% de los ciudadanos empadronados. Ahora, Rusia y Crimea, o bien su Parlamento local, establecerán modos y tiempos de la anexión. El presidente ruso Vladimir Putin se friega las manos, pero el gobierno de Kiev, respaldado por Europa y EEUU, define la consulta como “ilegal” y no reconoce los resultados.

Los argumentos a favor de la ilegalidad de la consulta estriban de la rapidez e inmediatez del proceso, ya que, por contraste, el referéndum sobre la independencia de Escocia del Reino Unido, a realizarse en el próximo mes de septiembre, lleva dos años de debates y organización. Así, la opinión pública ha podido formas sus opiniones cabalmente, no en tan solo dos o tres semanas, con la presencia de tropas extranjeras o paramilitares en las calles y con una crisis política nacional e internacional en curso. Es probable que la mayoría rusa (el 60% de la población de Crimea) en la región votaría para estar con Rusia de todos modos, incluso si el proceso de organización del referéndum tomara unos meses más, por lo tanto, se argumenta, no cabe tanta prisa para esta decisión muy trascendente.

Finalmente, según la constitución ucraniana la escisión de un territorio no puede ser votada únicamente por los habitantes de aquél, sino que hace falta una expresión popular de todo el país. Según Kiev y la UE, esta consulta del 16 de marzo es producto de una ocupación militar, pero, según Rusia, fue el instrumento legítimo con el cual los ciudadanos de Crimea determinaron su destino, siguiendo el derecho internacional como se hizo en Kosovo, por ejemplo. Además, según Putin, el gobierno de Kiev no puede declarar la ilegalidad de ese voto popular porque el mismo ejecutivo sería ilegal, pues no ha sido reconocido por Rusia, que apoya al líder “destituido por las plazas” Viktor Yanukovych come presidente de Ucrania. En cambio, en Escocia el gobierno británico concordó con los escoces los términos de la consulta y respetará el resultado, lo cual, desde un principio, no fue cierto para Crimea. Allí, la única supervisión del voto fue la de las fuerzas militares o para-militares ligadas a Rusia, definidos por los rusos como milicias de autodefensa y considerados por Ucrania como militares rusos, en realidad. No hubo, entonces, observadores internacionales y los de la OCDE no fueron admitidos.

El voto se hizo con urnas transparentes, así que se podía ver para qué opción elegía cada quien, anulando la condición del voto secreto. El referéndum se hizo, además, para confirmar una decisión ya tomada por el Parlamento local, apoyada por el primer ministro Sergei Akysyonov, quien se autodeclaró líder de Crimea a finales de febrero, después de la entrada en escena de las fuerzas armadas pro-rusas. Faltó una campaña electoral adecuada y una cobertura mediática equitativa, pues de hecho muchos medios dejaron de operar. La OCDE y los países del G7 no han reconocido el referéndum, EEUU y la UE han impuesto sanciones contra activos, empresas y políticos de Rusia y Crimea, así que la escalada “estilo Guerra fría” está en curso.

El derecho internacional es algo ambiguo al respecto, ante la posibilidad de adquirir un territorio por parte de un estado extranjero: eso puede pasar si el territorio es nuevo, o sea, recién descubierto o deshabitado; con la firma de un contrato de cesión, como pasó justamente entre Rusia y Ucrania en 1954; o bien, con la ocupación pacífica de una zona por un largo periodo de tiempo. No parece haber cabida, entonces, para la modalidad del referéndum, organizado en un territorio semi-ocupado, sin el consentimiento de su gobierno central.

Queda cierto que el actual gobierno de Kiev se instaló de manera ilegítima, según lo que afirma el Parlamento y los líderes de Crimea, y de hecho su ascenso fue, sin duda, controvertido. Además, en Kosovo en 2008, la comunidad internacional sí reconoció la declaración unilateral de independencia de la Asamblea de esa entidad.

Básicamente, Putin aduce motivos substanciales, en defensa de un resultado que, finalmente, lo favorece, mientras que Obama y sus aliados alegan vicios graves en la forma, los modos y los tiempos en que se realizó la consulta. Existen espacios para la diplomacia aún, pero el camino parece cada vez más “cuesta arriba”.      Twitter @FabrizioLorusso

Snowden, Assange y las libertades

Snowden AssangeEdward Snowden es un espía, un emisario de Al Qaeda, merece una condena ejemplar, Estados Unidos justamente lo persigue, ya que el técnico informático comprometió la seguridad nacional de esa potencia mundial y, por ende, del globo. Rusia le da asilo temporal y es un país canalla que se puso contra los Estados Unidos como en la Guerra fría. Y ahora todo esto pesa más, pues la alarma terrorista que sacudió las embajadas estadounidenses de medio mundo no es un juego.

Edward Snowden es un héroe, reveló que Estados Unidos y sus aparatos, sobre todo la CIA y la NSA (National Security Agency) nos han estado espiando y así lo han hecho con gobiernos y diplomáticos extranjeros, es un luchador de la libertad de información y expresión, desenmascaró Facebook y Google: dos (y más) pájaros de un tiro. Venezuela, Ecuador, Rusia y Bolivia son países sensibles, atentos al respeto de las libertades, por eso estarían dispuestos a recibirlo. Es como Julian Assange, el fundador de Wikileaks que está “detenido” de facto en la embajada de Ecuador en Londres.

Dentro del polvo mediático, entre opiniones contrapuestas y debates internacionales, linchamientos populares o beatificaciones globales, es difícil entender y tomar posición y muchos se radicalizan. Sin embargo, hay algunos aspectos que quedan claros. Seguramente ambos (Snowden y Assange) temen ser extraditados a Estados Unidos y acabar en prisión como el soldado Bradley Mannings, quien hace tres años filtró más de 700 mil documentos reservados a WikiLeaks y podría tener una condena de hasta 136 años por 19 cargos (espionaje, fraude informático, violación de leyes militares, robo….). La Corte militar que lo juzga lo absolvió el 30 de julio pasado de la acusación de “colaboración con el enemigo”, la más grave, pero muchas más siguen en pie.

El fumus persecutionis, la intención persecutoria, rodea la acción de Estados Unidos que, cada vez que puede, apela a su interés nacional prioritario y justifica cualquier brutalidad. Es un país que ya demasiadas veces ha evocado su propia seguridad nacional y, según sus gobernantes, la del mundo entero para entrarle a guerras, operaciones cuestionables, imposiciones a sus aliados incondicionales de la OTAN y otros peligrosos jueguitos diplomáticos y militares que deterioran la seguridad, en vez de reforzarla, y a la vez funcionan para mantener una hegemonía bizca y decadente hasta las ultimas consecuencias.

Antes, el peligro era el bloque comunista, después fueron los islamistas-terroristas, los narcos, los migrantes, y ahora el ataque va en contra de los pioneros de los que denuncian y exponen al rey desnudo.

Las inexistentes armas de destrucción masiva en Iraq, la cárcel de Guantánamo, los secuestros de presuntos miembros de Al Qaeda en territorio europeo, los presuntos planes nucleares de sus enemigos, el peligro “rojo” cubano, la progresiva restricción de las libertades y garantías individuales, el espionaje vía web y Facebook que se reveló en estos meses y muchos casos más (véase WikiLeaks) están allí, ante todos nosotros. Falsedades del sistema y del poder deslegitiman ya cualquier pretensión securitaria norteamericana. Aun así, el 2 de julio pasado, España, Italia, Francia y Portugal negaron el permiso al avión presidencial de Evo Morales, presidente de Bolivia, para sobrevolar sus territorios porque creían que también Snowden estaba a bordo: un comportamiento bastante patético que provocó una crisis diplomática con el bloque de Unasur y el Mercosur. ¿Hay alguien en estos países que todavía cree que vale la pena? De El Imparcial de Veracruz – Visión Global – Fabrizio Lorusso – TWT @FabrizioLorusso