Archivi tag: El Imparcial

Cocaína

cocainaCocaína es el título de una rola clásica de J.J. Cale, rockero estadounidense que acaba de fallecer este año (26 de julio). En 1977, Eric Clapton hizo un cover de la canción y la puso en la historia, “la coca no miente/si quieres caerte en el piso/cocaína”, decía.

Esta nieve, blanca y codiciada, es también el tema central del nuevo libro (2013) de Roberto Saviano, escritor italiano autor de Gomorra, novela-reportaje de 2006 sobre la mafia de Nápoles, la camorra, al que el director Matteo Garrone se inspiró para grabar la homónima película en 2008. Su obra más reciente se llama Zero zero zero: viaje en el infierno de la coca. En la portada, sobre un fondo negro, están tres líneas de ese polvo, el petróleo blanco. El triple cero del título, el 000, es la harina de la calidad mejor para hacer la pasta y, entonces, significa que la coca ya “es la pasta del mundo”.

La coca mueve el mundo. Los cárteles del narcotráfico son más parecidos a enormes multinacionales que a las mafias de antaño, idealizadas (y mistificadas) por las películas de Hollywood. Los narcomenudistas ya son como pequeños comerciantes y sus jefes se asemejan más a grandes empresarios. La diferencia con otros productos es banal, pero fundamental: la coca es ilegal, desde su producción hasta su distribución y consumo. Además, su valor se incrementa exponencialmente en las distintas fases, más que cualquier otra mercancía. La ilegalidad, definida por normas prohibicionistas comunes a muchas substancias como la marihuana, la morfina, etcétera, genera un tráfico abusivo y ganancias extra.

Las reglas de ese negocio no coinciden totalmente con las del mercado, pues la violencia y las plusvalías procedentes de otros negocios ilícitos (drogas, armas, trata de personas, secuestros, extorsiones, piratería, robo, principalmente) se suman a las enormes utilidades que da el narcotráfico para hacer un coctel explosivo. Sin embargo, precios y cantidades, retribuciones y ventas, negociaciones y logísticas, sí siguen mecanismos de mercado y, asimismo, una gestión empresarial de los negocios es necesaria.

‘000’ es un libro que habla del mundo y del business a través de la cocaína, pues los números, o sea los flujos monetarios, son enormes, y parece que ningún otro comercio genere tanta circulación de dinero actualmente. Los ingresos derivados de esa materia prima, esa hoja transformada en “droga”, entran en el sistema y se “reciclan”, come se dice en Italia, o bien se “lavan”, como se dice en México. Y justo aquí, en México, está el centro de la narración, como era de esperar, pero pasa también por Colombia, los Andes, en los Estados Unidos, Ucrania y en Rusia, por África y Asia, ya que se trata de empresas “cartelizadas” que abarcan el globo entero.

Pese a lo anterior, pese a la gran economía que se mueve con y para la cocaína, la atención de los gobiernos y de los medios hacia este comercio, hacia este gran negocio global, es errática y se despliega en términos represivos, descuidando las causas y los motivos de fondo del narcotráfico, que son de índole social y legislativa o incluso financiera, pues la acción estatal se centra en la criminalización del consumo y en la lucha militarizada a los cárteles y no tanto, por ejemplo, en el combate al lavado de dinero o en la reconstrucción del tejido social.

En este sentido, México ya es el centro del mundo. ‘000’ es un texto que también cuenta las historias de algunos narcos mexicanos y colombianos, rusos e italianos. Son relatos literarios, aunque basados en un estudio de la realidad que, a estas latitudes, ya son bien conocidos.

De El Imparcial de Veracruz – Visión Global – Fabrizio Lorusso – TWT @FabrizioLorusso

País de sol y de migrantes

migra spagnaEn un artículo titulado “Portugal, el país del dulce sol” en Le Monde Diplomatique, el escritor José Luís Peixoto describía la situación difícil del país en estos términos: “Incremento de la semana laboral… Aumento de la edad de jubilación… Con el nuevo plan de austeridad ratificado el pasado 12 de mayo, Portugal continúa su descenso a los infiernos. Se vayan o se queden, sus habitantes deben decir adiós a sus sueños de futuro”. Era el sueño de una sociedad en la que nadie se queda atrás y donde existen oportunidades que se desvanece.

El estancamiento, ampliado pero no provocado por la crisis de 2008/09, ha causado un progresivo despoblamiento, debido a la migración de muchos jóvenes portugueses al extranjero que ya no es compensada por la entrada de inmigrantes. De hecho, estos cuentan con algunas ventajas laborales y migratorias al ingresar al país, condiciones casi únicas en Europa, ya que con tan solo 6 años de residencia, pueden nacionalizarse, siendo de 10 años el promedio europeo.

El autor critica el plan de austeridad macroeconómica del gobierno, que, como otros aplicados en los países con cuentas públicas precarias  (por ej. España, Italia, Irlanda y Grecia), es muy costoso socialmente, implica recortes al gasto público, más impuestos y estagnación. “Cuando descubrimos que alguien más emigró a Suiza o Inglaterra, seguido escuchamos frases como ‘estoy seguro de que allá no tienen este sol’, o sea oímos una respuesta ligera”, escribe Peixoto.

Las tendencias cambian: España y Portugal pierden población, la migración neta de latinos a EEUU ya no crece, y en 2012 fueron más los italianos expatriados que los inmigrantes. Se van sobre todo a Alemania, a Berlín, una nueva frontera para los países del Sur donde el paro juvenil roza el 40%. Alemania recibió el año pasado a más de 950mil personas. Suiza también se volvió un país refugio, aunque es mucho más difícil establecerse allí.

También en Italia y España el fenómeno de la emigración de los jóvenes y la “fuga de cerebros”, es decir la salida de personas más formadas, con estudios hasta de posgrado, por falta de oportunidades, es una realidad que se está pasando por alto. Es común escuchar frases ligeras como la que cité, pues sirven para justificar o liquidar de alguna manera un problema social. Por ejemplo, la idea de que Italia en unos años podría transformarse en un museo para turistas japoneses, chinos, rusos y estadounidenses o en una grande playa barata se resume en la frase “somos un país de sol”, como para justificar un declino inexorable que, finalmente, no sería tan malo porque “aquí se come bien” o “tenemos las ciudades más bellas del mundo”.

Es evidente que esto no es un gran consuelo para ningún país, sobre todo para las personas que se van. Más que de sol y mar, hacen falta oportunidades y la rotura del círculo vicioso de la austeridad que bloquea el crecimiento, reduce la recaudación e impone más austeridad, hasta que incluso el sol se apaga. En el mapa de abajo, la lista de los pequeños campos de concentración o “centros de detención de migrantes” (del Sur del mundo) en Europa y alrededores.

De El Imparcial de Veracruz – Visión Global – Fabrizio Lorusso – TWT @FabrizioLorusso

Migración euro le monde

Snowden, Assange y las libertades

Snowden AssangeEdward Snowden es un espía, un emisario de Al Qaeda, merece una condena ejemplar, Estados Unidos justamente lo persigue, ya que el técnico informático comprometió la seguridad nacional de esa potencia mundial y, por ende, del globo. Rusia le da asilo temporal y es un país canalla que se puso contra los Estados Unidos como en la Guerra fría. Y ahora todo esto pesa más, pues la alarma terrorista que sacudió las embajadas estadounidenses de medio mundo no es un juego.

Edward Snowden es un héroe, reveló que Estados Unidos y sus aparatos, sobre todo la CIA y la NSA (National Security Agency) nos han estado espiando y así lo han hecho con gobiernos y diplomáticos extranjeros, es un luchador de la libertad de información y expresión, desenmascaró Facebook y Google: dos (y más) pájaros de un tiro. Venezuela, Ecuador, Rusia y Bolivia son países sensibles, atentos al respeto de las libertades, por eso estarían dispuestos a recibirlo. Es como Julian Assange, el fundador de Wikileaks que está “detenido” de facto en la embajada de Ecuador en Londres.

Dentro del polvo mediático, entre opiniones contrapuestas y debates internacionales, linchamientos populares o beatificaciones globales, es difícil entender y tomar posición y muchos se radicalizan. Sin embargo, hay algunos aspectos que quedan claros. Seguramente ambos (Snowden y Assange) temen ser extraditados a Estados Unidos y acabar en prisión como el soldado Bradley Mannings, quien hace tres años filtró más de 700 mil documentos reservados a WikiLeaks y podría tener una condena de hasta 136 años por 19 cargos (espionaje, fraude informático, violación de leyes militares, robo….). La Corte militar que lo juzga lo absolvió el 30 de julio pasado de la acusación de “colaboración con el enemigo”, la más grave, pero muchas más siguen en pie.

El fumus persecutionis, la intención persecutoria, rodea la acción de Estados Unidos que, cada vez que puede, apela a su interés nacional prioritario y justifica cualquier brutalidad. Es un país que ya demasiadas veces ha evocado su propia seguridad nacional y, según sus gobernantes, la del mundo entero para entrarle a guerras, operaciones cuestionables, imposiciones a sus aliados incondicionales de la OTAN y otros peligrosos jueguitos diplomáticos y militares que deterioran la seguridad, en vez de reforzarla, y a la vez funcionan para mantener una hegemonía bizca y decadente hasta las ultimas consecuencias.

Antes, el peligro era el bloque comunista, después fueron los islamistas-terroristas, los narcos, los migrantes, y ahora el ataque va en contra de los pioneros de los que denuncian y exponen al rey desnudo.

Las inexistentes armas de destrucción masiva en Iraq, la cárcel de Guantánamo, los secuestros de presuntos miembros de Al Qaeda en territorio europeo, los presuntos planes nucleares de sus enemigos, el peligro “rojo” cubano, la progresiva restricción de las libertades y garantías individuales, el espionaje vía web y Facebook que se reveló en estos meses y muchos casos más (véase WikiLeaks) están allí, ante todos nosotros. Falsedades del sistema y del poder deslegitiman ya cualquier pretensión securitaria norteamericana. Aun así, el 2 de julio pasado, España, Italia, Francia y Portugal negaron el permiso al avión presidencial de Evo Morales, presidente de Bolivia, para sobrevolar sus territorios porque creían que también Snowden estaba a bordo: un comportamiento bastante patético que provocó una crisis diplomática con el bloque de Unasur y el Mercosur. ¿Hay alguien en estos países que todavía cree que vale la pena? De El Imparcial de Veracruz – Visión Global – Fabrizio Lorusso – TWT @FabrizioLorusso

Visión Global: un verano de 100 días en Italia

ImmagineCon esta columna, titulada Visión Global, empieza mi colaboración con el diario Imparcial de Veracruz – LINK

El gobierno italiano del primer ministro Enrico Letta cumple sus primeros cien días, pero hay poco que festejar. Este Ejecutivo de “unidad” o “emergencia” nacional nació gracias a un compromiso entre los dos partidos principales: el PD (Partido Democrático, de centroizquierda) y el PDL (Partido de las Libertades, centroderecha), creación del ex jefe de gobierno y magnate televisivo Silvio Berlusconi. 
En la elección general de febrero no hubo un ganador claro y el partido anti-políticos y anti-privilegios, el Movimiento 5 Estrellas (M5S) fundado por el cómico Beppe Grillo, ganó el 25% de las preferencias, pero no se alió con ningún otra formación y quedó en la oposición, criticando “a los del poder, los de siempre”. Después de más de un mes de negociaciones, al borde de una inédita crisis institucional, económica y, sin duda, de nervios, se alcanzó un acuerdo primaveral de PD y PDL para “llevar al país fuera de la crisis”, lo cual está aún por verse.
En abril, la elección del Presidente de la República, que en Italia es votado por el Congreso y no por los ciudadanos, se resolvió con una No-decisión. Es decir, por primera vez en la historia republicana, los congresistas religieron al mandatario en funciones Giorgio Napolitano, de 90 años de edad, para un segundo periodo, pues no pudieron ponerse de acuerdo sobre otras candidaturas más de ruptura o de cambio. Sigue, entonces, el reinado de rey Giorgio I y II, pero este elemento de estabilidad no garantiza paz, sino continuidad de la vieja política. El premier Letta presenta los primeros resultados en términos de credibilidad y estímulos a la economía, “hay señales de arranque, Italia puede salir adelante”, comenta. 
Sin embargo, el Instituto de Estadística confirma que este será el octavo trimestre de decrecimiento del PIB nacional (Producto Interno Bruto) y la tasa de desempleo juvenil llegó al 39%. Mientras tanto, el país espera las reformas que esta gran coalición prometió: cortar los costos de la política, reforma constitucional, fomento al crecimiento y alivio fiscal. 
Una lista de deseos que se antoja difícil de cumplir, sobre todo porque, con un programa económico limitado por los vínculos europeos, la escasez de recursos y la falta de crecimiento, hay divergencias de fondo irreconciliables entre el PD, especialmente sus almas más a la izquierda, y el PDL que están siendo solapadas para dejar pasar una imagen de armonía institucional. El poder une, pero no para siempre. 
De hecho, está causando mucho revuelo la noticia de la primera condena definitiva de Silvio Berlusconi, confirmada el primero de agosto por el Tribunal de Apelaciones de Roma. El cavaliere ha sido condenado por fraude fiscal a 4 años de cárcel y, en septiembre, sabremos si también le será conminada la interdicción de los cargos públicos. De ser así, Berlusconi podría perder su escaño en el Senado, junto a la posibilidad de postularse en caso de nuevas elecciones. Asimismo, en junio, llegó la condena en primer grado a 7 años de prisión para el sonado “caso Ruby”, la joven marroquí que “frecuentaba” la residencia del político.
La tensión aumenta en el gobierno, amenazado por un centroderecha eternamente a la merced de los intereses particulares de su jefe y, especialmente, su historial judicial. Fabrizio Lorusso Twt @FabrizioLorusso