Archivi tag: berlusconi

Silvio Berlusconi es expulsado del Senado italiano

Silvio-Berlusconi

(En la foto: Berlusconi hace unos 20 años, cuando “bajó a la cancha”) NOTICIA para Variopinto al Día. El Senado de Italia declaró la decadencia de Silvio Berlusconi, ex jefe de gobierno y magnate televisivo, de su cargo de senador como consecuencia de la condena definitiva que la Corte de Apelaciones le confirmó el verano pasado por fraude fiscal.

El líder del centroderecha había llegado a la Asamblea Legislativa, precisamente a la Cámara de los Diputados, en el mes de marzo de 1994, cuando ganó las elecciones con su recién fundado partido político, Forza Italia. Desde marzo de este 2013 era senador de la República, pero ahora perdió ese cargo y, con él, el fuero parlamentario, un beneficio al que recurrió varias veces en estos años para evitar ser procesado.

El voto final de los senadores sobre la “defenestración” del Cavaliere se realizó a las 17 horas del 27 de noviembre y, a esa misma hora, empezó el mitín de Berlusconi fuera de su residencia romana, Palazzo Grazioli. “Les prometo que seguiremos adelante”, ha anunciado el político-empresario. En los últimos días, el exsenador había abusado de las televisiones privadas, de las que él mismo es dueño, para lanzar mensajes mediáticos en contra de los parlamentarios que votarían su expulsión y, sobre todo, para retirar definitivamente el apoyo de los suyos al Gobierno de Enrico Letta.

Actualmente, éste se sustenta en una gran coalición de partidos políticos que van del centroizquierdista Partido Democrático al centrista Scelta Civica (Elección Cívica, del ex jefe de gobierno tecnócrata Mario Monti) y a los “berlusconianos” del Partido de las Libertades (PDL).

La semana pasada el grupo que apoyaba a Berlusconi, el PDL, se dividió entre los fieles del líder, quienes se adhirieron a la nueva formación política del Cavaliere, la cual volverá a sus orígenes y se llamará de nuevo Forza Italia, y los que ya no lo respaldan, unidos en otro partido nuevo, el Nuevo Centroderecha, dirigido por el ex delfín de Berlusconi, Angelino Alfano. Refiriéndose a él, Berlusconi dijo, durante un discurso del mitín de hoy, que “otros se fueron, pero nosotros nos quedamos aquí, seguros de estar del lado justo, no traicionaremos a nuestros electores”, mientras la gente reunida allí abucheaba y gritaba.

Alfano y el Nuevo Centroderecha van a seguir apoyando al gobierno de Letta, junto con el centroizquierda y los centristas, mientras que los de la “nueva” Forza Italia de Berlusconi van a estar en la oposición a partir de hoy para tratar de ganarse los consensos electorales de los descontentos de la derecha en el país y volver a juntar planes políticos y fuerzas, tras la caída de su líder.

Entonces, Berlusconi queda como un rey descabezado y tendrá que dirigir sus empresas y, sobre todo, su partido dividido desde su casa, si optará por la detención domiciliaria, o desde un centro para obras pías y de reintegración, si decide optar por purgar su condena en un centro que presta servicios sociales.

Fabrizio Lorusso Twitter @fabriziolorusso

Berlusconi hunde a Italia en el caos

berlusconiEste fin de semana fue probablemente el último para el gobierno de Enrico Letta en Italia. Su mayoría de apoyo en el Parlamento, formada por una coalición del centro-izquierda (Partido Democrático) con el centro-derecha PDL (Partido de la Libertad) y el centro del ex Primer Ministro Mario monti, virtualmente ya no existe. La mitad de los Secretarios que componen el ejecutivo de Letta presentaron dimisiones el 29 de septiembre pasado. De hecho, fueron los miembros del gobierno procedentes del partido de Silvio Berlusconi (PDL) quienes abrieron esta crisis al abandonar el cargo porque así lo ordenó su jefe.

Parece surreal, pero en esta Italia, presa entre una clase política deslegitimada y los problemas judiciarios del cavaliere, ya todo es posible.

Básicamente, lo que pasó es que el senador Berlusconi, jefe del tercer partido italiano, magnate televisivo y ya 4 veces primer ministro del país, en el mes de agosto pasado fue condenado a 4 años de prisión por fraude fiscal. En un país normal, esto bastaría para marcar el ocaso político de cualquiera, pero no en Italia.

Gracias a diferentes beneficios, la pena se redujo a tan sólo un año de arresto domiciliario, aunque en los próximos meses varios otros juicios penales en su contra podrían llegar a tener una sentencia definitiva, empeorando la situación de Berlusconi.

La semana pasada, una comisión del Senado aprobó, como establece la ley, la interdicción del empresario-político de cualquier cargo de elección popular. Berlusconi amenazó con retirar su apoyo al gobierno de Letta que nació apenas en el mes de abril pasado.

Antes de que el pleno del Senado, según prevé la norma, se expresara sobre la “decadencia” definitiva de Berlusconi y su expulsión de esa Cámara, éste decidió causar la crisis.

En estos meses, el gobierno había logrado, al menos, ganar más confianza internacional y detener algunos efectos de la crisis económica que está golpeando severamente la economía italiana que, sin embargo, sigue en recesión. Ahora, la posibilidad de una mayor estabilidad podría perderse por culpa de un jefe que no puede y no quiere retirarse de la vida política y, además, exige a sus huestes fidelidad y acciones prácticamente suicidas.

En un video mensaje, la semana pasada, Berlusconi incluso había anunciado la refundación de Forza Italia, la criatura política que marcó el inicio de su aventurismo en 1993-1994.

De todos modos, el “problema italiano” o “berlusconiano” ya no son las condenas o los procesos de Berlusconi, sino el hecho de que desde 1993, cuando el cavaliere decidió entrarle con todo a la arena política, el destino de una sola persona determina el de un país entero de manera inexorable y peligrosa.

Por ejemplo, un escándalo de puteríos o una vieja historia de corrupción, protagonizadas por “el jefe”, pueden comprometer a un país entero, menos creíble y a la merced de intereses personales y no colectivos, como de hecho ha ocurrido varias veces a lo largo de las últimas dos décadas.

Finalmente, cada proceso contra el líder es visto como una persecución judiciaria por la derecha, la cual descalifica constantemente el poder judicial. Ahora, tras una condena definitiva y varios escándalos, el líder de la derecha se rehúsa a salir de la escena y hunde al país en el caos.

Los miembros del PDL están divididos, ya que algunos de los halcones en el parlamento van alejándose de su líder, pues la “refundada” Forza Italia es una fotocopia malograda del PDL, pero con un líder condenado a nivel penal. Los inconformes del partido lo acusan de estar en las manos de la extrema derecha que quiere desestabilizar la situación política y no tolera un gobierno, como el de Letta, que está compuesto por una parte de la izquierda italiana (e PD) y sectores más centristas.

Ahora, las opciones abiertas son tres:

1.- Letta podría pedir el voto de confianza este miércoles al Parlamento y quizás algunos disidentes del PDL y un números suficiente de congresistas de otros partidos, como el M5S del cómico Beppe Grillo, podrían apoyarlo y abrir el paso para otro gobierno bajo su mando, o sea, un Letta BIS;

2.- Letta no consigue formar un gobierno, entonces el presidente de la República, Giorgio Napolitano, busca a otro personaje “técnico” o “neutral” para formar un ejecutivo que sirva sólo para sacar adelante al país algunos meses, hacer una nueva ley electoral y resolver los asuntos urgentes, antes de que el pueblo vote nuevamente en unos comicios convocados para 2014;

3.- la última opción es que no se pueda formar ningún gobierno porque los partidos no se ponen de acuerdo, ni siquiera para un ejecutivo corto y con un programa muy acotado (opción 2) y, entonces, habría elecciones posiblemente ya en noviembre para renovar las cámaras y el gobierno.

Es claro que mientras más tiempo pase e Italia quede en un vacío de gobierno y credibilidad, más graves serán los daños de imagen, para la sociedad y para la economía, que este enésimo capricho del patriarca decadente Silvio Berlusconi estaría ocasionando. De Revista Variopinto MEXICO  Fabrizio Lorusso – Twitter @FabrizioLorusso

 

Mitos, imposturas y nuevos emblemas (Revista Variopinto)

Variopinto15En los ochenta, las sectas eran consideradas como enclaves de poder; en la década siguiente comenzó a hablarse de las trasnacionales de la fe; pero fue en los pliegues finiseculares donde se dio ese perverso maridaje entre culto y poder que hoy envuelve a políticos, empresarios, estrellas de la farándula y fanáticos, pero también a narcotraficantes. Hoy, la pérdida de sentido está hipotecando el futuro y se alimenta de violencia, lo mismo en México que en los demás países de la región y en Europa, antaño tan proclive al tragicismo de los fascistas y los nazis. Y en medio de esta parafernalia emergen nuevos mitos, acaso impostados, y emblemas como el de la Santa Muerte. El futuro semeja un abismo. Artículo de Fabrizio LorussoRevista Variopinto – Número 15 Septiembre de 2013

Henry Kissinger se hizo famoso con el aforismo: “El poder es un afrodisiaco”. Giulio Andreotti, el padrino de la política italiana del siglo xx solía decir: “El poder consume a quien no lo tiene”. Y hay quienes, con tal de conseguirlo y mantenerlo, entregan su destino a fuerzas ocultas.

Brujos, magos, curanderos, santos prohibidos y ritos esotéricos siempre han estado presentes en las crónicas sobre poderosos y famosos, empresarios, políticos, estrellas de la farándula o mitos de la televisión y el cine. La tentación de buscar favores y vibras, éxito y poder, a través de limpias y “trabajos especiales” atrae a todos, pero quizás más a los políticos.

El ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, la ex líder magisterial Elba Esther Gordillo —recluida en el penal de Santa Martha Acatitla— y el otrora secretario de Seguridad Pública de Calderón, Genaro García Luna, compartían un interés por creencias esotéricas. Todos ellos ejercieron el poder de manera autoritaria.

El periodista José Gil Olmos, autor de Los brujos del poder La Santa Muerte, describió la pasión de Ulises Ruiz por la magia negra, la santería y la Santa Muerte: huesos, figuras caribeñas, talismanes y santeros de cabecera, en calidad de consejeros, lo rodean. Durante el conflicto magisterial de 2006 en Oaxaca, su aparato represivo dejó 25 muertos, decenas de heridos, siete desaparecidos, 500 detenidos y 380 casos de tortura.

Los flujos de esperanzados hacia Catemaco, tierra de brujos y hechiceros, son frecuentes y van de la mano del pensamiento mágico y del misticismo que radican en México. Varios famosos habrían acudido allí en alguna ocasión: Carlos Salinas, José Córdoba Montoya, Pedro Aspe, Cuauhtémoc Cárdenas, Andrés Manuel López Obrador, Marta Sahagún, Beatriz Paredes y Raúl Velasco, el otrora conductor estrella de Televisa, tan proclive a las vibraciones cósmicas.Según los brujos, la magia negra o blanca es lo que más piden los gobernantes; la figura de la Santa Muerte también es usada, junto a otros santos populares para realizar sueños de gloria y planes políticos.

Muchos brujos “trabajan” con la Santísima, aunque la esencia de su culto es otra, ya que es una devoción popular a la figura de la Muerte que lleva siglos en México, pero se popularizó en los noventa, sin el reconocimiento de la Iglesia. Hoy tiene entre cinco y 10 millones de seguidores en el mundo y guarda muchas diferencias con la brujería y la magia.

Éstas son prácticas, no cultos, y se usan para modificar la realidad externa a través de evocaciones, rituales, fórmulas y con la fuerza de voluntad. La Santa Muerte se identifica con una deidad-entidad, la muerte, representada con la imagen medieval descarnada que trajeron los españoles y las cofradías católicas durante la Conquista. Espada y cruz. La Gran Segadora huesuda con la guadaña y el mundo en sus manos se parece a las catrinas de Posadas, pero es distinta; en su versión santificada le dicen Niña Blanca, Bonita o Flaquita.

Beto Quintanilla, El mero león del corrido, decía en su canción dedicada a la Santa: “ya hay millones que le rezan, la iglesia empieza a temblar / Abiertamente ya hay curas que la empiezan a adorar / Mafiosos y de la ley se la empiezan a tatuar / Políticos y altos jefes también le tienen su altar”. En el fondo, los corridos hablan con la verdad y el poder, a veces, unen lo sagrado y lo profano, el espíritu y la carne.

Todo culto tiene aspectos exotéricos, pero sobre todo esotéricos, es decir, ocultos y misteriosos. Son exotéricos los rosarios callejeros a la Flaquita o la veneración del pueblo para el Niño Fidencio, San Pancho Villa o Juan Soldado. Son esotéricas las fórmulas que un brujo usa para amarrar a la persona amada y los rituales iniciáticos de una secta.

 Una alianza non sancta

Históricamente la política, en su sentido de ejercicio del poder, ha mostrado cierta atracción por lo esotérico o secreto.

La cercanía de la médium personal de la esposa de Abraham Lincoln y de la astróloga de Nancy Reagan, Joan Quigley, con sus respectivos maridos-presidentes fue emblemática, así como lo es el ascenso de la Skull & Bones, la sociedad secreta más influyente de América, gracias a la adhesión de los Bush, padre e hijo. En Italia, Letizia Moratti, ex secretaria de Educación y alcaldesa de Milán de 2006 a 2011, quien se sentía la Thatcher italiana, se valió de los servicios de un célebre sensitivo que incluso habría influido en la conformación del gobierno municipal.

El líder político y magnate televisivo Silvio Berlusconi es conocido por su vida excéntrica. La revista L’Espresso mostró que su villa de Cerdeña se inspira en una simbología erótico-esotérica, tal vez porque el empresario perteneció a la logia masónica propaganda due (p2), declarada criminal y subversiva por el Parlamento en 1982.  El Venerable Maestro y fundador de esa logia reaccionaria, Licio Gelli, tejió relaciones con el general argentino Eduardo Massera, miembro de la Junta Militar que instauró la dictadura de 1976 a 1983 en ese país sudamericano.

Mito

En el país austral hubo mezcla entre culto y poder. José López Rega, hechicero manipulador de Juan Domingo Perón, en los setenta era el contacto argentino de la p2 y llegó a ser Ministro del Bienestar Social. Mabel Iam era la pitonisa del “presidente de la crisis financiera”, Fernando de la Rúa, mientras que el mandatario populista Carlos Menem tenía una vidente personal en los noventa. También en África, la brujería no sólo es un legado ancestral y tribal, sino que se integra a la política y al capitalismo de cuño europeo: los gobernantes la usan para ganar elecciones y poder.

Por cierto, América le debe mucho al continente negro en cuanto a religiones como la santería, el vudú y el palo mayombe. Éstas, tal como el culto a la Niña Blanca y la brujería, no necesariamente se relacionan con magia negra o negatividades, al contrario. Sin embargo, todo depende de quién las utiliza y para qué.

Y aquí en México, en la época de Fox, García Luna fue jefe de la hoy extinta Agencia Federal de Investigación (afi) y tenía una estatua de la Flaquita en su oficina. Luego, Calderón lo nombró Secretario de Seguridad. Al parecer, García Luna sustituyó la figura típica de la Santa Muerte, el esqueleto con sayal franciscano, con el Ángel de la Muerte, tal como lo recomendaba el autonombrado arzobispo de la Santa Muerte, David Romo, hoy sentenciado a 12 años de cárcel.  Romo fue quien en vano trató de transformar este culto espontáneo y horizontal en una especie de religión, con una institución vertical, una doctrina oficial, sacerdotes y ceremonias establecidas.

En 2005, Gobernación quitó el reconocimiento legal a su Iglesia Santa Católica Apostólica Tradicional México-Estados Unidos, pero la actividad del Padre continuó hasta su encarcelamiento en 2011. La modelo Carmen Campuzano también es devota de la Santa Muerte y le pidió salir de sus problemas de adicción. Gil Olmos cuenta que hasta María Félix la veneraba. Asimismo, en 2004, la cantante y actriz cubana-mexicana Niurka Marcos y su ex pareja Boby Larios se casaron en la Iglesia de Romo.

También hay altares y creyentes en Alemania, España, Italia, Dinamarca, Centro y Sudamérica, Japón y Estados Unidos, pues la migración, el turismo y el internet concurren a su difusión masiva. Las jerarquías eclesiásticas combaten la expansión del culto que, sin embargo, es imparable y autónomo con respecto a instituciones y sacerdotes. En el mercado de Sonora en la Ciudad de México (gran expendio de productos esotéricos del Distrito Federal) la Santa sólo es superada en ventas por la Virgen de Guadalupe, la patrona nacional. No funcionaron los intentos del Vaticano de “liberar del diablo” a los devotos de la Flaca con amenazas de excomunión, con la siembra de altares de su “rival”, San Judas Tadeo, o con la capacitación de exorcistas especializados. Y es que no hay ningún Satanás que extirpar del alma de los “santamuertistas”.

Lo que hay es la crisis de la Iglesia en América, endémica como la pérdida de fieles frente a la avanzada de pentecostales y protestantes o de multinacionales como la Iglesia de la Cienciología y Pare de sufrir. No obstante, el Vaticano sigue en la cúspide de un poder religioso y temporal, global y milenario.

Entre los poderosos, también narcos y criminales, por lo general, son muy religiosos. La conexión mediática Delincuencia-Santa Muerte surgió tras la captura en 1998 del secuestrador Daniel Arizmendi, El Mochaorejas, quien tenía un altar a la Niña Blanca, mismo que se llevó a su celda en La Palma. Sin embargo, Arizmendi tenía también una imagen de la Virgen que pocos medios mostraron.

En abril de 2001, fue arrestado Gilberto García Mena, El June, lugarteniente de Osiel Cárdenas, jefe del cártel del Golfo. En el jardín de su mansión, el ejército halló un santuario de la Blanca: así nació el mito de la narco-santa. Cada vez más, los operativos de la guerra al narcotráfico arrasan los “recintos sagrados” de la Santa Muerte, sobre todo en las carreteras del Norte del país. No obstante, los santos favoritos de los narcos son muchos más de lo que se cree: la Guadalupe y San Judas son importantes, así como el “Robín Hood” de Sinaloa, Jesús Malverde, y la Santísima. En 1996, hasta el poderoso Señor de los Cielos, Amado Carrillo Fuentes, jefe del Cártel de Juárez, le habría mandado a hacer un altar, pero el fenómeno de las narcolimosnas ha involucrado a todo tipo de santos y santuarios, católicos y alternativos.

 Misticismo impostado

 La investigadora argentina Lía Dansker, quien trabajó en correccionales de menores del Distrito Federal, encontró que San Juditas es el más popular entre los jóvenes detenidos, procedentes en su mayoría de barriadas de la capital; que la Santa Muerte crece y está en segundo lugar; y que todos tienen un trasfondo común católico.

Lía conquistó la confianza de los chavos con sus cuentos sobre el primo argentino de la Santa, San La Muerte, y el Gauchito Gil, otro santo prohibido. Para ellos, no sólo se hacen tatuajes o mandas, sino que los más fervientes se implantan una figurilla suya bajo la piel. Si el cuerpo se infecta y la rechaza, no habrá milagro. Históricamente, culto, misticismo y poder se maridaron en la Alemania nazi: una corte de magos, astrólogos y ocultistas rodeaba a Adolf Hitler que los incluyó en las filas de las SS. El jefe de esta organización militar, Heinrich Himmler, solía retirarse en su alcázar de Wewelsburg para realizar rituales iniciáticos y esotéricos, mientras que el führer consultaba a su astrólogo personal antes de tomar decisiones importantes. Hasta su aliado italiano Benito Mussolini tuvo un consejero-esotérico: Giuseppe Cambareri.

El misticismo nazi se basaba en mitos, leyendas y visiones político-religiosas que justificaban la superioridad de la raza aria y los delirios de potencia de sus creadores. Hoy en día, el nazismo esotérico caracteriza, por ejemplo, un partido político como Alba Dorada, que participa en el gobierno de Grecia, y los neofascistas italianos. Un nazi-esotérico conocido en Latinoamérica fue Miguel Serrano, diplomático e intelectual chileno, amigo del poeta fascista Ezra Pound y autor de Hitlerismo esotérico Adolf Hitlerel último avatar.

La organización Nueva Acrópolis, fundada en Argentina por el poeta Jorge Ángel Livraga en 1957, presente en México y otros 40 países, fue definida por el Parlamento Europeo en 1984 como una “agrupación fascista y paramilitar”. El periodista argentino Alfredo Silletta calificó su ideología como un mix de elementos “esotéricos, teosofía, orientalismo, alquimia, astrología y un poco de filosofía griega”.

Los neonazis suelen mezclar y recrear tradiciones y símbolos, ya sean musicales, religiosos o literarios, apropiándose de los más adecuados para su ideología y para sumar adeptos a causas políticas convertidas en cultos y dogmas. Hasta el icono de la Santa Muerte parece apetecible para estos grupos, ya que es muy llamativa y se presta a instrumentalizaciones fáciles, al recordarles elementos fundacionales de la ideología nazi como el sacrificio, la guerra, el valor y, por cierto, la exaltación de la muerte.

De este lado del charco, en Tepito, dicen que la Santa Muerte “no solapa a pendejos, ni enaltece a cabrones”, y es razonable hablando de cultos, poder e ideologías, pues hay límites a la ambición material y espiritual. Tepito es un barrio de artesanos, comerciantes y vividores donde la Santísima es la Patrona porque es “más cabrona que la Virgen” y “hace paros, no sólo milagros”, según sus seguidores. Finalmente, los devotos piden una vida y una muerte buenas, sin dobles finalidades.

Cuenta Alfonso Hernández, sumo cronista tepiteño, que “los mexicanos desprecian Tepito y no se dan cuenta de que a México lo consideran el Tepito del mundo”. Así que del barrio bravo no se escapa, sino que se aprende, porque la sabiduría barrial puede ser directa y filosa como una navaja o estar escondida entre callejones y albures finos.

En México, la Santa Muerte ha tenido cierto éxito entre los pudientes, pero mucho más entre las clases populares, a menudo excluidas por la Iglesia, el Estado y esos mismos poderosos. La Flaca es un soporte espiritual que da protección, trabajo, salud, dinero y seguridad. Son bienes escasos para esos devotos silenciosos que del poder huyen, más que buscarlo.

Foto de Rodrigo Cruz “Mito”.

Visión Global: un verano de 100 días en Italia

ImmagineCon esta columna, titulada Visión Global, empieza mi colaboración con el diario Imparcial de Veracruz – LINK

El gobierno italiano del primer ministro Enrico Letta cumple sus primeros cien días, pero hay poco que festejar. Este Ejecutivo de “unidad” o “emergencia” nacional nació gracias a un compromiso entre los dos partidos principales: el PD (Partido Democrático, de centroizquierda) y el PDL (Partido de las Libertades, centroderecha), creación del ex jefe de gobierno y magnate televisivo Silvio Berlusconi. 
En la elección general de febrero no hubo un ganador claro y el partido anti-políticos y anti-privilegios, el Movimiento 5 Estrellas (M5S) fundado por el cómico Beppe Grillo, ganó el 25% de las preferencias, pero no se alió con ningún otra formación y quedó en la oposición, criticando “a los del poder, los de siempre”. Después de más de un mes de negociaciones, al borde de una inédita crisis institucional, económica y, sin duda, de nervios, se alcanzó un acuerdo primaveral de PD y PDL para “llevar al país fuera de la crisis”, lo cual está aún por verse.
En abril, la elección del Presidente de la República, que en Italia es votado por el Congreso y no por los ciudadanos, se resolvió con una No-decisión. Es decir, por primera vez en la historia republicana, los congresistas religieron al mandatario en funciones Giorgio Napolitano, de 90 años de edad, para un segundo periodo, pues no pudieron ponerse de acuerdo sobre otras candidaturas más de ruptura o de cambio. Sigue, entonces, el reinado de rey Giorgio I y II, pero este elemento de estabilidad no garantiza paz, sino continuidad de la vieja política. El premier Letta presenta los primeros resultados en términos de credibilidad y estímulos a la economía, “hay señales de arranque, Italia puede salir adelante”, comenta. 
Sin embargo, el Instituto de Estadística confirma que este será el octavo trimestre de decrecimiento del PIB nacional (Producto Interno Bruto) y la tasa de desempleo juvenil llegó al 39%. Mientras tanto, el país espera las reformas que esta gran coalición prometió: cortar los costos de la política, reforma constitucional, fomento al crecimiento y alivio fiscal. 
Una lista de deseos que se antoja difícil de cumplir, sobre todo porque, con un programa económico limitado por los vínculos europeos, la escasez de recursos y la falta de crecimiento, hay divergencias de fondo irreconciliables entre el PD, especialmente sus almas más a la izquierda, y el PDL que están siendo solapadas para dejar pasar una imagen de armonía institucional. El poder une, pero no para siempre. 
De hecho, está causando mucho revuelo la noticia de la primera condena definitiva de Silvio Berlusconi, confirmada el primero de agosto por el Tribunal de Apelaciones de Roma. El cavaliere ha sido condenado por fraude fiscal a 4 años de cárcel y, en septiembre, sabremos si también le será conminada la interdicción de los cargos públicos. De ser así, Berlusconi podría perder su escaño en el Senado, junto a la posibilidad de postularse en caso de nuevas elecciones. Asimismo, en junio, llegó la condena en primer grado a 7 años de prisión para el sonado “caso Ruby”, la joven marroquí que “frecuentaba” la residencia del político.
La tensión aumenta en el gobierno, amenazado por un centroderecha eternamente a la merced de los intereses particulares de su jefe y, especialmente, su historial judicial. Fabrizio Lorusso Twt @FabrizioLorusso

Italia y el cómico que ya no provoca risa

Beppe-Grillo-predica bene e razzola male

[Este artículo salió el día 1 de abril en el diario mexicano 24HorasMx] El Movimiento Cinco Estrellas (M5S) de Beppe Grillo, hombre de teatro convertido a la política, fue la gran sorpresa de las elecciones italianas del 24/25 de febrero e interceptó el voto de protesta y las ganas de cambio de los más afectados por la crisis económica, social y moral del país. En su exordio electoral nacional, con el 25% de los sufragios, es el segundo partido en la Cámara.

 También el abstencionismo llegó al 25%, como nunca antes. Las preferencias divididas de los votantes no indican una mayoría congresual clara que respalde un gobierno estable.

 En 2012, las recetas del gobierno tecnocrático de Mario Monti estabilizaron el cuadro macroeconómico, pero con grandes costos: desempleo general al 12%, juvenil al 38%, el PIB al –2.4% y la relación deuda/PIB al 127%, la segunda más alta en la Eurozona después de Grecia. Los viejos partidos, identificados como responsables, pagan la cuenta.

 Grillo fue tachado de populista por su campaña electoral basada en el antieuropeísmo y la lucha contra las castas de los políticos, de las corporaciones y los sindicatos. “Si Grecia está mal, es culpa de hombres como ellos”, dijo el cómico a sus seguidores, los grillini.

 El M5S defiende salud, educación, agua, web y medio ambiente como bienes públicos, propone reducir los impuestos, los costos de la máquina política, los privilegios y la corrupción, aunque no siempre define los medios para lograr todo eso.

 ¡Qué se vayan todos! ¡Ya están muertos! Son las consignas más repetidas, a gritos, del Tsunami Tour que el actor llevó a las plazas del Bel Paese. Los otros líderes privilegiaron los debates televisados con los periodistas, Grillo fue a las calles y ganó la batalla en internet.

 Su idea de participación masiva se funda en la “democracia líquida”, un sistema “científico” y “algorítmico” para la toma de decisiones colectivas cuya plataforma web está por inaugurarse.

Grillo nace como figura pública en los escenarios y en la TV hace tres décadas, gracias a su teatro satírico y de sensibilización social-ambiental, pero el fenómeno político explota en la web, con la página beppegrillo.it, un foro que está entre los diez blogs más influyentes del mundo.

El Tsunami canalizó la rabia de la gente y evitó, quizás, tensiones sociales y brotes neonazis como en Hungría y Grecia. “No tengan miedo, Europa debe estar con nosotros, pues miren lo que pasa en Grecia con Alba Dorada. Le hacemos un favor a la democracia”, declaró Grillo al diario alemán Handelsblatt. “Somos revolución, sin guillotina”, agregó.

La idea interclasista y orgánica de la representación popular y la lucha anti-Euro del M5S recuerdan la derecha política, pero sus propuestas de justicia social y transparencia se acercan a la izquierda.

De nueva cuenta, el cavalier Berlusconi aglutinó entorno al Partido de la Libertad (PDL) y a su figura mediática y pícara los destinos del centroderecha, logrando el 30% de las preferencias y una recuperación de 10 puntos en un mes.

La coalición progresista, liderada por el Partido Democrático (PD), “llegó primera pero no ganó”, como dijo su secretario general, Pierluigi Bersani, en el day after. En efecto, el centroizquierda no cuenta con una mayoría en las dos Cámaras y necesita aliados que no aparecen.

La lista centrista y conservadora del ex Premier Monti consiguió menos del 10% de los escaños y no puede hacer la diferencia. Una alianza entre Berlusconi y Bersani sería vista como una traición a la voluntad del electorado y una solución contraria al cambio.

Grillo, quien no se postuló para cargos, dirige la obra desde fuera y anuncia que no respaldará a ningún gobierno, pues sus huestes sólo evaluarán las propuestas compatibles con su programa.

Hace casi dos semanas, el Presidente Napolitano encargó a Bersani la tarea de formar un gobierno con una mayoría sólida en el Congreso: algo casi imposible. De hecho, el líder progresista no logró construir un gobierno y conquistar al M5S.

Este viernes dejó el paso a un comité de sabios nombrados por el Presidente quienes van a elaborar una serie de propuestas de reforma que puedan aglutinar el consenso de todos los partidos para un gobierno de transición.

Sin acuerdos, habría nuevas elecciones, pero la inestabilidad comprometería aún más la economía. En este escenario, Grillo y el M5S podrían llegar primeros y gobernar solos, sin compromisos.

Hace un par de semanas, los grillini llegaron con abrelatas en la mano a la primera sesión del Congreso. “Queremos abrir los secretos de los palacios del poder, ser guardianes de los presupuestos de las Cámaras”, escriben en Twitter.

Las bases y los representantes del M5S han tenido diferencias con su líder, ya que muchos apoyarían un gobierno reformador con la izquierda, pero las críticas al mando del cómico se pueden pagar con la expulsión. Es el lado autoritario y centralista del movimiento, contrario a la horizontalidad y a la red que lo originó.

Por otro lado, los congresistas grillini aún están en busca de coordinación y líneas comunes, así que su falta de experiencia y unidad podría llevar a estas “Estrellas” a ser muy fugaces.

De todos modos, el viento del cambio empieza a soplar gracias a las caras nuevas de este Congreso que, aunque incierto y fragmentado, es el más “rosa y joven” de la historia italiana. Arriba el telón.  @FabrizioLorusso

Video Appello Urgente Genova10x100

Post: Genova G8 2001, non è finita…. Nasce la campagna 10×100 per la liberazione dei compagni e della compagne accusate di devastazione e saccheggio per i fatti del G8 di Genova 2001. Firma l’appello. http://www.10×100.it/?page_id=19

Bella ciao – Documentario RAI sul G8 di Genova 2001

Documentario censurato dalle TV italiane: Bella ciao di Giusti, Torelli e Freccero. Carlo Giuliani, G8, Scuola Diaz, Caserma Bolzaneto: la fine della democrazia?

Italia y el fin de la Segunda República (?)

Durante la última semana, Italia entró en una etapa política que sólo guarda semejanzas con la que se vivió a principios de la década de 1990, cuando los jueces de Milán, con sus indagaciones y condenas a hombres políticos y empresarios corruptos, facilitaron el colapso de la llamada Primera República y de la vieja partidocracia que endeudó y engañó al país.

Se abrió entonces un vacío que llenaron Silvio Berlusconi con su partido Forza Italia, el derechista Gianfranco Fini de Alleanza Nazionale y, finalmente, su aliada la Liga Norte (Lega Nord), dando inicio a la llamada Segunda República que, en realidad, es una fase de transición hacia algo desconocido que se va gestando en estos meses.

La Liga es un partido independentista, xenófobo y populista, basado en símbolos y pasiones más que en propuestas; sus banderas fueron el federalismo y la secesión. En un principio, a finales de la década de 1980, tuvo el estilo de los partidos tradicionales radicados en el territorio, pero también fue muy autorreferencial y autoritaria, con todo el poder concentrado en sus dirigentes. Su jefe máximo, Umberto Bossi, y sus herederos, especialmente su hijo Renzo Bossi, se encuentran ahora en el peor escándalo judicial de su historia política y de su vida.

Ya se habla del inicio de la Tercera República, tras la dimisión de Bossi de la dirección de la Liga el 6 de abril pasado y después de la caída, en octubre de 2011, del gabinete de Berlusconi en medio de escándalos, más sexuales que meramente políticos, y por falta de credibilidad internacional e interna.

El tesorero del partido, Francesco Belsito, y otros colaboradores cercanos de los Bossi están siendo investigados por tres procuradurías a causa de presuntos fraudes contra el Estado y desviación de fondos del partido y de los militantes, al haber malgastado el dinero destinado a la actividad política y a la propaganda para enriquecerse y comprar títulos de estudio falsos, financiar escuelas, coches y actividades de los familiares del mismo líder Bossi. Su hijo Renzo, apodado “trota” (trucha), ya renunció a su cargo de consejero regional de Lombardía y va a obtener una insultante indemnización de 40 mil euros como liquidación.

Sobre algunas paredes en la calle, el lema de la Liga “Patrones en nuestra casa” ya cambió por “Ladrones en nuestra casa”, lo cual es sintomático de la indignación de los militantes y las bases que, desde siempre, habían creído en el partido que les prometió barrer a los viejos políticos de “Roma ladrona” y que, ahora, salió con negocios aún más sucios y necesita limpiar su propia casa.

La Liga se encuentra actualmente en la oposición parlamentaria con respecto a los partidos que apoyan al gobierno de Mario Monti, es decir, el Demócrata, el de las Libertades (liderado por el delfín de Berlusconi, Angelino Alfano) y el centro de los ex demócratas cristianos de Pierferdinando Casini con su Unione di Centro.

Por su lado, el gobierno “técnico” de Monti en Italia superó sus primeros cuatro meses de vida y, si bien el país parece alejarse del peligro de la crisis de la deuda, las cuestiones abiertas son muchas y trascendentes.

En noviembre, Monti implementó medidas que afectaron mucho las pensiones y el estado de bienestar: la ley financiera llamada “salva-Italia” fue un paquete extraordinario de recortes al gasto público y mayores impuestos por 30 mil millones de euros.

El monto es el más alto de la historia italiana si se suma al del gobierno anterior de Berlusconi, que fue de 74 mil millones. Los medios y el discurso oficial prepararon el terreno anunciando que pronto Italia estaría peor que Grecia y que, por lo tanto, hacían falta políticas de austeridad y relanzamiento de la economía.

Sin embargo, se dejaron de lado las disposiciones que fomentarían el crecimiento y la redistribución equitativa de los sacrificios. De hecho, Italia está oficialmente en recesión, tras seis meses de descenso en su PIB (-0.7 por ciento).

Después de la caída del Cavaliere, quien dimitió por la falta de cohesión dentro de la coalición de partidos que lo apoyaban, por presiones internacionales y por la pérdida de credibilidad en el exterior, los principales partidos acordaron sostener un gobierno llamado “técnico”.

Es un eufemismo para decir que la tecnocracia ya está en el poder, sin compromisos con los electores. No obstante, en este caso siguen siendo parte de una elite financiera y empresarial bien definida, quizás más presentable que la de los funcionarios berlusconianos, pero no menos distante de aquel país real que pretenden salvar.

El centroizquierdista Partido Demócrata, junto al conservador Partido de la Libertad de Berlusconi y al “tercer polo”, que reúne formaciones del centro católico y de la derecha post-fascista, respaldan a un ejecutivo ya conocido como el “de los banqueros”.

En cambio, el partido xenófobo y populista de la Liga Norte decidió quedarse en la oposición para tratar de recuperar los votos que perdió, tras tres años de alianza con Berlusconi.

Monti no deja de recordar a los medios y al pueblo que su mandato será breve pero efectivo, y que no va a detenerse frente a ninguna protesta social, al descontento sindical o a la oposición de “intereses corporativos”.

En efecto, el primer decreto sobre liberalizaciones, aprobado en marzo, prevé una mayor apertura del sector de las farmacias, de los taxis, de los notarios, pero no se quisieron tocar los intereses de la banca y de las aseguradoras, verdaderos gremios poderosos que influyen en la vida de millones de familias.

Asimismo, sigue la criminalización de los movimientos sociales con la represión violenta de los plantones que en febrero mantenían los opositores de la controvertida obra para el paso del tren de alta velocidad (TAV) en el norteño Valle de Susa, cerca de Turín. Los No-Tav ya no parecen tener el derecho de dialogar con los políticos, visto que la obra se hará “porque se debe”, sin importar su costo y su anacronismo, como remarca el mismo gobierno.

Otro frente abierto es la reforma del mercado laboral que gira entorno al estatuto de los trabajadores, un acuerdo de 1970 que cerró una época de luchas obreras y sigue vigente para la defensa de los derechos laborales. En pos de una mayor flexibilidad, de una irrestricta libertad para despedir al trabajador, el gobierno propone cambiar el artículo 18 del estatuto que ampara de los despidos sin justa causa.

Por una lado están el sindicato más importante, la CGIL (Confederación General Italiana de Trabajadores), y el Partido Demócrata, los que quieren mantener la posibilidad de la reintegración del trabajador, según lo dicte un juez, en su puesto si éste es despedido sin un motivo justificado, ya que la simple indemnización monetaria, propuesta por el gobierno como solución final, no sería suficiente para desanimar a los empresarios a efectuar despidos masivos y/o discriminatorios sin que haya una necesidad comprobada para hacerlo.

Al contrario, los industriales y su patronato, Confindustria, prefieren que, en caso de despidos injustificados, haya solamente una sanción monetaria para el empresario y ninguna otra reparación en términos laborales. La línea que parece prevalecer es la de un retoque del Artículo 18 en el sentido indicado por el sindicato de los trabajadores, de manera que será el Parlamento quien tenga la última palabra en las próximas semanas. La reforma laboral tiene un sentido profundo para la sociedad y la política italiana, así como para su historia y su idea misma de convivencia civil, ya que, citando el primer artículo constitucional, “Italia es una República fundada en el trabajo”, y no en la precariedad extrema o la explotación.

La Secretaria del Trabajo, Elsa Fornero, ofrece a cambio de la reforma – dice – un “montón de millones”: un presunto aumento, no cuantificado, de los subsidios de desempleo y de las protecciones temporales. Sin embargo, los más débiles, los precarios, los jubilados, los migrantes y los desempleados ya sacrificaron sus pensiones, sus salarios y sus derechos y no están dispuestos a pagar integralmente, ni tampoco sólo ellos, el costo de la crisis bajo el engaño de la austeridad.


URL to article: http://desinformemonos.org/2012/04/italia-y-el-fin-de-la-segunda-republica/