Archivi tag: M5S

La oleada neofascísta inviste la península

Proponemos aquí un artículo que nuestros redactores Pérez Gallo y Nino Buenaventura publicaron en la edición impresa de Le Monde Diplomatique Colombia del mes de septiembre de 2018.

El artículo fue escrito en julio, por lo tanto no da cuenta de eventos sucesivos…

ITALIA EN LA ENCRUCIJADA: UN GOBIERNO DE EXTREMA DERECHA Y UNA CRISIS SOCIO-ECONÓMICA PROFUNDA RETAN A LOS MOVIMIENTOS SOCIALES

por Pérez Gallo y Nino Buenaventura

El 13 de diciembre de 2011, en Florencia, Gianluca Casseri, un hombre cercano a la organización neofascista Casa Pound, sale a la calle y dispara a varias personas de la comunidad senegalesa matando a Samb Modou y Diop Mor, e hiriendo a un tercer hombre. Samb Modou deja viuda a Rokhaya Mbengue, la cual regresará tristemente a la crónica siete años después. Casseri se suicida antes de ser detenido; su gesto inaugura una temporada abiertamente racista e injustificable, más aún porque en Italia no se ha cometido un solo atentado por parte del terrorismo islámico. Las violencias y las palizas punitivas neofascistas se dirigen contra los migrantes, la comunidad LGBTI y las y los militantes de izquierdas.
En 2016, en la ciudadela de Fermo, un hombre de tez negra es golpeado hasta la muerte por haber reaccionado a los insultos que un grupo de hinchas gritaba en contra de su esposa: la llamaban “asquerosa mona”. En febrero 2018, Luca Traini, candidato en 2017 del partido de extrema derecha Liga Norte, sale a las calles de la pequeña ciudad de Macerata con una pistola en la mano y hiere a seis migrantes, todos africanos.

luca traini

Luca Traini, autor del atentado del 3 de febrero de 2018 contra migrantes en la ciudad de Macerata

Marzo del mismo año, nuevamente en Florencia: Roberto Pirrone, desempleado de 65 años, víctima de la crisis económica, sale a la calle y dispara a Idy Diene, el único paseante de piel negra, que muere en el acto. Estalla la rabia de la comunidad senegalesa que vuelve a ser blanco del odio neofascista. Las instituciones de la ciudad reprimen la protesta, hablando tramposamente de un gesto desesperado, dirigido en contra de Diene por pura casualidad. La esposa de Diene, Rokhaya Mbengue, ya viuda por el primer atentado neofascista de 2011, llora a otro marido.
En julio, Soumaila Sacko, migrante y representante de la Unión Sindical de Base (USB), es asesinado con un disparo de carabina mientras ayuda a otros migrantes a recolectar láminas para construirse un refugio cerca de Rosarno, en Calabria. Sacko, originario de Mali, trabajaba en los campos de tomates bajo el control de la ‘Ndrangheta, la mafia calabresa. Esos cárteles ya habían aparecido en los medios en 2008 y 2010 por disparar sobre los trabajadores migrantes que habían organizado una marcha para pedir un trato laboral justo, poniendo en luz la cara oculta de las migraciones y del racismo itálico: la semiesclavitud.
Paralelamente a la violencia callejera y mafiosa, el racismo institucional se ha venido intensificando en la última década. Hoy la vida de los migrantes representa una apuesta electoral que encubre con el manto de la legalidad prácticas xenófobas extremas. Todas las administraciones italianas, de centro-izquierda y de centro-derecha, en colaboración con las instituciones europeas, han pretendido manejar las migraciones a través de los Centros de Identificación y Expulsión que, de hecho, son campos de concentración donde los migrantes son privados de la libertad por un tiempo indefinido, en espera de ser expulsados al país de origen, a veces sin importar su estatus de prófugos ni el riesgo que enfrentarían al regreso.
El 4 marzo pasado, los resultados electorales han otorgado el poder a una coalición populista de derechas, de manera que el racismo corriente y el racismo institucional confluyen en un clima de intolerancia. El actual gobierno pactado entre los “euroescépticos” Movimiento 5 Estrellas y Liga Norte, e formalmente liderado por el jurista Giuseppe Conte, ha decretado en junio que el barco de rescate Aquarius fuera obligado a atravesar el Mediterráneo en condiciones precarias para alcanzar el puerto de Valencia. El ministro del interior Matteo Salvini, líder de la Liga Norte, había dado la orden de cerrarle el acceso a todos los puertos del país. Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), los migrantes fallecidos en el Mediterráneo en los últimos 4 años son casi 17.000.
Después de la guerra que las potencias de la OTAN declararon al régimen de Muamar Gadafi y su asesinato en octubre de 2011, los acuerdos entre el gobierno italiano y el imprevisible gobierno libio llevaron a la creación de unas fronteras de contención en territorio norteafricano, cuyos efectos son devastadores: campos en los cuales los y las migrantes son retenidos, privados ilegalmente de su libertad, vendidos como esclavos y sufren desapariciones, torturas y violaciones, según señalan varias ONGs.

Continua a leggere

El beso anti-homofobia de los congresistas italianos

movimento-5-stelle-bacio-parlamento-2

Una foto tomada hace unos días, durante una sesión ordinaria del Parlamento italiano, está dando la vuelta al mundo. En la imagen, decenas de congresistas se besan en la boca y se abrazan, sin importar su sexo, pues el acto fue llevado a cabo para protestar por la “excesiva tibieza” de una ley que la Cámara de Diputados acababa de aprobar contra la homofobia.

Se trata de los diputados del Movimiento 5 Estrellas, fundado por el cómico Beppe Grillo, quien sorpresivamente ganó casi el 25% de los escaños parlamentarios en las elecciones del mes de febrero con un programa de lucha contra la clase política tradicional y los privilegios.

Los grillini, como se llaman sus seguidores dentro y fuera del parlamento, están en la oposición frente al gobierno de coalición que integran el centro-derecha de Berlusconi y el centro-izquierda del Partido Democrático (PD) presidido por el primer ministro Enrico Letta.

La norma se puede considerar un logro, ya que introduce el delito de “discriminación e instigación al odio y a la violencia homofóbica”, pero los opositores rechazan algunas enmiendas que limitan su alcance. En efecto, la ley prevé que no será discriminación “la libre expresión de convicciones u opiniones relacionadas con el pluralismo de las ideas”. Esto podría permitir a individuos y hasta a grupos, como por ejemplo los partidos neonazis y xenófobos, la expresión sin restricciones de opiniones homofóbicas o discriminatorias. Así, la ley podría perder sentido y no aplicarse casi nunca.

En comparación con los otros países europeos, Italia se ha quedado atrás por lo que se refiere a un sinnúmero de temas sociales, desde los derechos de las minorías a los llamados “pactos o sociedades de convivencia”, del matrimonio entre personas del mismo sexo al respeto hacia las comunidades LGBT (lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros), de los temas éticos como la eutanasia y la fecundación asistida a la regulación de las drogas y de los flujos migratorios.

El enfoque de la criminalización o la indiferencia, en el sentido de la falta de intervención estatal, ha creado huecos y trabas en la legislación, en la misma sociedad y en la vida de los ciudadanos.

En los setenta, Italia había tomado la delantera en asuntos de fuerte impacto social como el divorcio y el aborto, los cuales fueron permitidos y trajeron ventajas indudables para los ciudadanos. De hecho, en casi 40 años de aplicación de la ley sobre la interrupción voluntaria del embarazo, esta práctica ha bajado paulatinamente, se salvó la vida de decenas de miles de mujeres y el aborto ha salido totalmente del estado de clandestinidad y peligrosidad en que se realizaba antes.

Pese a ser dos temas muy sensibles para los católicos y el Vaticano, siempre presente en la política nacional a través de sus lobbies y de un partido como la Democracia Cristiana, en el poder durante casi 50 años y hoy disuelto, los movimientos sociales lograron muchos avances gracias al instrumento del referéndum popular, o bien, con presiones y protestas contundentes.

Hoy en día, una evidente embestida conservadora en el país ha bloqueado por más de dos décadas cualquier proceso de apertura hacia los cambios ocurridos de facto en la sociedad.

A nivel de política nacional, el hecho de hablar acerca de la regulación o liberalización de cualquier tipo de droga es un tabú, tal como lo es plantear el matrimonio gay o, al menos, el reconocimiento legal de las parejas no casadas que comparten hogar y vida. Italia ya es un unicum en Europa.

Los gobiernos recientes, de izquierda o de derecha, no han tenido la voluntad política de retar sus propias resistencias, de reafirmar la laicidad del Estado y de acercarse a los demás países de la Unión Europea que dan seguridad a sus ciudadanos, al establecer un marco regulatorio en estas materias tan delicadas y vigentes.

Aunque un beso colectivo pareció despertar a los medios y a algunas conciencias, falta bastante para cambiar las mentalidades y la cultura.

Justo esta semana, para rematar, el dueño de Barilla y Mulino Bianco, marca de pastas y productos alimentarios internacional, el señor Guido Barilla, en un programa de radio italiano, “La Zanzara”, pronunciaba unas frases homofóbicos y tradicionalistas, además de avergonzosas: “No pondría en uno de nuestros spots una familia gay porque estamos con la familia tradicional. Si los gays no están de acuerdo, pueden comer la pasta de otra marca. Todos están libres de hacer lo que quieran sin dar molestia a los demás”.

De VarioPintoAlDia                                                                                                                                                                                                     Fabrizio Lorusso – Twitter @FabrizioLorusso

Italia y el cómico que ya no provoca risa

Beppe-Grillo-predica bene e razzola male

[Este artículo salió el día 1 de abril en el diario mexicano 24HorasMx] El Movimiento Cinco Estrellas (M5S) de Beppe Grillo, hombre de teatro convertido a la política, fue la gran sorpresa de las elecciones italianas del 24/25 de febrero e interceptó el voto de protesta y las ganas de cambio de los más afectados por la crisis económica, social y moral del país. En su exordio electoral nacional, con el 25% de los sufragios, es el segundo partido en la Cámara.

 También el abstencionismo llegó al 25%, como nunca antes. Las preferencias divididas de los votantes no indican una mayoría congresual clara que respalde un gobierno estable.

 En 2012, las recetas del gobierno tecnocrático de Mario Monti estabilizaron el cuadro macroeconómico, pero con grandes costos: desempleo general al 12%, juvenil al 38%, el PIB al –2.4% y la relación deuda/PIB al 127%, la segunda más alta en la Eurozona después de Grecia. Los viejos partidos, identificados como responsables, pagan la cuenta.

 Grillo fue tachado de populista por su campaña electoral basada en el antieuropeísmo y la lucha contra las castas de los políticos, de las corporaciones y los sindicatos. “Si Grecia está mal, es culpa de hombres como ellos”, dijo el cómico a sus seguidores, los grillini.

 El M5S defiende salud, educación, agua, web y medio ambiente como bienes públicos, propone reducir los impuestos, los costos de la máquina política, los privilegios y la corrupción, aunque no siempre define los medios para lograr todo eso.

 ¡Qué se vayan todos! ¡Ya están muertos! Son las consignas más repetidas, a gritos, del Tsunami Tour que el actor llevó a las plazas del Bel Paese. Los otros líderes privilegiaron los debates televisados con los periodistas, Grillo fue a las calles y ganó la batalla en internet.

 Su idea de participación masiva se funda en la “democracia líquida”, un sistema “científico” y “algorítmico” para la toma de decisiones colectivas cuya plataforma web está por inaugurarse.

Grillo nace como figura pública en los escenarios y en la TV hace tres décadas, gracias a su teatro satírico y de sensibilización social-ambiental, pero el fenómeno político explota en la web, con la página beppegrillo.it, un foro que está entre los diez blogs más influyentes del mundo.

El Tsunami canalizó la rabia de la gente y evitó, quizás, tensiones sociales y brotes neonazis como en Hungría y Grecia. “No tengan miedo, Europa debe estar con nosotros, pues miren lo que pasa en Grecia con Alba Dorada. Le hacemos un favor a la democracia”, declaró Grillo al diario alemán Handelsblatt. “Somos revolución, sin guillotina”, agregó.

La idea interclasista y orgánica de la representación popular y la lucha anti-Euro del M5S recuerdan la derecha política, pero sus propuestas de justicia social y transparencia se acercan a la izquierda.

De nueva cuenta, el cavalier Berlusconi aglutinó entorno al Partido de la Libertad (PDL) y a su figura mediática y pícara los destinos del centroderecha, logrando el 30% de las preferencias y una recuperación de 10 puntos en un mes.

La coalición progresista, liderada por el Partido Democrático (PD), “llegó primera pero no ganó”, como dijo su secretario general, Pierluigi Bersani, en el day after. En efecto, el centroizquierda no cuenta con una mayoría en las dos Cámaras y necesita aliados que no aparecen.

La lista centrista y conservadora del ex Premier Monti consiguió menos del 10% de los escaños y no puede hacer la diferencia. Una alianza entre Berlusconi y Bersani sería vista como una traición a la voluntad del electorado y una solución contraria al cambio.

Grillo, quien no se postuló para cargos, dirige la obra desde fuera y anuncia que no respaldará a ningún gobierno, pues sus huestes sólo evaluarán las propuestas compatibles con su programa.

Hace casi dos semanas, el Presidente Napolitano encargó a Bersani la tarea de formar un gobierno con una mayoría sólida en el Congreso: algo casi imposible. De hecho, el líder progresista no logró construir un gobierno y conquistar al M5S.

Este viernes dejó el paso a un comité de sabios nombrados por el Presidente quienes van a elaborar una serie de propuestas de reforma que puedan aglutinar el consenso de todos los partidos para un gobierno de transición.

Sin acuerdos, habría nuevas elecciones, pero la inestabilidad comprometería aún más la economía. En este escenario, Grillo y el M5S podrían llegar primeros y gobernar solos, sin compromisos.

Hace un par de semanas, los grillini llegaron con abrelatas en la mano a la primera sesión del Congreso. “Queremos abrir los secretos de los palacios del poder, ser guardianes de los presupuestos de las Cámaras”, escriben en Twitter.

Las bases y los representantes del M5S han tenido diferencias con su líder, ya que muchos apoyarían un gobierno reformador con la izquierda, pero las críticas al mando del cómico se pueden pagar con la expulsión. Es el lado autoritario y centralista del movimiento, contrario a la horizontalidad y a la red que lo originó.

Por otro lado, los congresistas grillini aún están en busca de coordinación y líneas comunes, así que su falta de experiencia y unidad podría llevar a estas “Estrellas” a ser muy fugaces.

De todos modos, el viento del cambio empieza a soplar gracias a las caras nuevas de este Congreso que, aunque incierto y fragmentado, es el más “rosa y joven” de la historia italiana. Arriba el telón.  @FabrizioLorusso