Archivi tag: cepal

Reflexiones sobre la economía latinoamericana en 2014

Celac America Latina

[Fabrizio Lorusso – Variopinto al día] Entre la primera vez que viajé por tierras bolivianas, a finales de 2005, y mi segundo recorrido, a principios de 2013, pude percatarme de diferencias visibles en el país: un sistema de salud pública más barato y accesible, incluso a los extranjeros; una conservación del patrimonio cultural más atenta, pese al persistir de los problemas estructurales de la economía y de la pobreza que afecta al 45% de la población (con un 20.9% de indigencia); una mejora (ligera pero evidente) de las infraestructuras, por lo menos en los centros urbanos; un mayor dinamismo general, algo difícil de describir con precisión, pero palpable.

Quizás las cifras sobre crecimiento del país ayuden a describir la percepción de manera más exacta: en los últimos años, en efecto, Bolivia creció a un promedio del 5% anual y se prevé una subida al 5.5% en 2014, debido sobre todo al alto precio de gas y minerales, principales commodities de exportación de la nación andina. La nacionalización de los hidrocarburos hizo que la mayoría de la renta extractiva de Bolivia cayera en manos del gobierno y se quedara en el país. Algunas políticas sociales de la administración de Evo Morales acompañaron positivamente la coyuntura.

No obstante, el modelo de desarrollo por especialización productiva o vía exportación de recursos y materias primas no ha sido radicalmente modificado en la historia económica de muchos países latinoamericanos así que, pese a las mejoras sociales que los gobiernos de la región hayan podido aportar, no se logran alcanzar ni el universalismo del estado de bienestar, ni la diversificación económica y la industrialización necesarias para realizar el “despegue”.

Para pasar del simple crecimiento de los fundamentales macroeconómicos a un verdadero desarrollo, hacen falta políticas sociales, pues ya se ha demostrado cómo, en la mayoría de los casos, la mano invisible del mercado puro no ha sido eficaz y eficiente para lograr metas sociales y de equidad, sino que se ha vuelto fundamental el acompañamiento preponderante de una “mano visible”, ya sea estatal o de la sociedad organizada.

Asimismo, como lo resaltaron las jornadas cubanas de foros de la Celac (Comunidad de los Estados Latinoamericanos y Caribeños), hace falta una integración regional solidaria que se acerque más al modelo de la Unión Europea que al de los TLC meramente comerciales y, a menudo, asimétricos. Otro caso a destacar es Paraguay que, según datos de la Cepal, creció 13% en 2013 y seguirá entre los más dinámicos de la región en 2014 con un +4.5% del PIB, junto con Perú (5,5%), Colombia (4,5%), Ecuador (4,5%) y Chile (4%).

El cuadro es algo más complicado para otros países latinoamericanos como Brasil, Argentina y México, las economías mayores del subcontinente, que crecerán, supuestamente, del 2.6%, las primeras dos, y del 3.5%, respectivamente, mientras que el promedio regional sería del 3.2%.Son bajas las expectativas para Venezuela (+1%) y El Salvador (2.5%).

Paraguay creció mucho porque se está recuperando de una grave crisis que lo penalizó antes del 2013, pues el embate fue económico pero también político-institucional tras la defenestración o “golpe soft” contra el ex presidente Fernando Lugo y la suspensión del país del acuerdo Mercosur. Además, la soja, la carne y los granos que exporta y que “explican” el 50% de su PIB han tenido un auge de precios.

Sin embargo, Paraguay tiene un índice de pobreza del 50% y de indigencia del 28%, debido, entre otras causas, a la alta informalidad y precariedad que caracteriza el trabajo. Y es que eso, junto a factores como la corrupción endémica, la falta de universalidad de las prestaciones sociales, la poca continuidad de las políticas públicas, la escasa capacidad de recaudación fiscal (por evasión e incapacidad estatal) y el uso poco eficiente de los recursos, explica también la pobreza en Bolivia, donde más del 60% de los trabajadores están en la informalidad, una cifra parecida o algo superior a la mexicana que debe llevar a una reflexión seria sobre los elementos mencionados anteriormente que son parte de los hitos históricos en tema de economía en Latinoamérica: informalidad laboral y outsourcing, estado de bienestar universal y no subordinado a clientelismo o precondiciones, sistema fiscal progresivo, transformación del crecimiento en desarrollo, redistribución de los ingresos e integración regional solidaria. Twitter @FabrizioLorusso

 

Articolo “L’America Latina davanti allo specchio…” su Refundación Revista Latinoamericana !

https://fabriziolorusso.files.wordpress.com/2010/08/espejo.gif?w=253

De México a Chile, América Latina se luce frente al espejo: una historia de lentes sucios

Dal Messico al Cile, l’America Latina davanti allo specchio: una storia di lenti sporche

Abstract
El ensayo propone una visión crítica de algunas posturas y planteamientos sobre la manera en que la región latinoamericana se ha mirado y se ha analizado a si misma a lo largo del siglo XX y, en especial, durante el florecimiento de la teoría social y crítica latinoamericana.

Desde la teoría estructuralista de la CEPAL hasta el enfoque de la dependencia y las propuestas socialistas, se discuten las formas más notas históricamente de interpretar el vínculo externo y la inserción internacional de América Latina, caracterizadas, entre otras cosas, por la presencia de caracteres populistas y retóricas anti-imperialistas. Se profundiza en algunos ejemplos traídos de la historia chilena y mexicana, con un enfoque que trata de enmarcar el debate para toda América Latina.

El caso del experimento cibernético de Salvador Allende en Chile, los sistemas de gestión integrada de las empresas, la teoría del mercado perfecto, el populismo del sexenio de Echeverría y las visiones neoclásicas del desarrollo son ejemplos que evidencian los límites que unos lentes sucios plantean al análisis social y a las interpretaciones que proponen soluciones abarcadoras y totalizadoras a los problemas de control social y político.

Asimismo, los conceptos de “occidentalismo” y populismo se utilizan como ejemplos para destacar la recurrencia de ciertos procesos y fenómenos políticos y sociales, así como de las maneras para interpretarlos: se establece, entonces, una comparación entre distintos “mundos” como son el Oriente medio actual, la Europa de la década de los treinta y América Latina en distintas etapas de su historia.

Introducción
El artículo analiza las formas en que desde América Latina se han planteado e interpretado la relación externa, la colocación de la región en el mundo y el problema/reto del desarrollo, pasando por unas evidencias significativas en los casos chileno y el mexicano.

Centro-periferia, dependencia, estructuralismo, populismo y occidentalismo constituyen los términos de referencia que ejemplifican posturas e interpretaciones recurrentes. Se plantea un desafío para las ciencias sociales latinoamericanas con el fin de que pueda mejorarse y abrirse cada vez más el sistema de “lentes” con que se forjan las visiones y los enfoques sobre la realidad social, política y económica

LEGGI TUTTO L’ARTICOLO: QUI

Scaricalo qui in PDF

Oppure QUI !

Share

Share on Facebook

Economia latino-americana 2009-2010

di Fabrizio Lorusso

Dopo sei anni di crescita significativa si calcola una caduta del PIL dei paesi latino americani considerati nel loro insieme dell’1,7% e del PIL pro capite del 2,8% per l’impatto della crisi internazionale. Ciononostante si considera che dalla metà dell’anno è iniziato un recupero lieve che dovrebbe continuare nel 2010. La caduta del tasso d’occupazione e anche della qualità delle fonti d’impiego è il corollario della crisi in tutti i paesi anche se il Messico, i paesi Caraibici e l’America Centrale stanno risentendo maggiormente della diminuzione del turismo (anche per l’effetto “influenza suina o A H1N1”), delleminori rimesse inviate dai loro migranti negli Stati Uniti e dalla caduta degli investimenti stranieri stimata in un 37%.

Storicamente i paesi dell’America Latina si sono potuti suddividere per blocchi in base alla dipendenza commerciale relativa dagli Stati Uniti che è sicuramente un fattore importante da considerara ancora oggi dato che la crisi ha avuto origine proprio in quel paese e continua a influire sul continente americano e sul mondo intero.

Il Messico e il Centroamerica hanno una dipendenza commerciale intorno o superiori al 70% con gli Stati Uniti (calcolando la percentuale delle importazioni e delle esportazioni con gli USA rispetto al totale nazionale), i paesi andini come il Venezuela, la Colombia, l’Equador e il Perù si definiscono a dipendenza media con tassi di circa il 50% mentre il Brasile e i vicini argentini e cileni del Cono Sud hanno percentuali tradizionalmente inferiori al 50%.

Il fattore Cina negli ultimi dieci anni è venuto a cambiare queste percentuali e s’è trasformato nel secondo partner commerciale della regione e, in alcuni casi, nel leader commerciale assoluto per alcuni paesi. Anche l’Unione Europea, soprattutto la Spagna, hanno ampliato la loro presenza in Latino-America in termini commerciali e di investimenti diretti. Basti pensare alle banche come Santander o BBVA, alla compagnia Telefonica oppure alle imprese del settore energetico come Repsol e Gas Natural.

Questa relativa diversificazione non ha però condotto a benefici sufficienti per evitare la discesa della produzione interna, delle esportazioni e del consumo nel 2009, anzi, la relativa dipendenza da pochi prodotti e dalle materie prime, dilemma storico delle economie del sottocontinente, unita ai flussi speculativi e la scarsa forza dello Stato nella politica fiscale e finanziaria. In pratica per il sesto decennio consecutivo e ancora in questi giorni la CEPAL (Commissione Economica per l’America Latina e i Caraibi dell’ONU) segnala che, malgrado la crescita attesa del 4,3% del PIL nel 2010 per la regione e tassi ancora più alti per il Sudamerica in cui il Brasile fa da traino, i problemi strutturali non sono stati risolti e che oltre ad economie sane a livello macro c’è un gran bisogno di recuperare l’investimento statale (il più efficacemente possibile) in politiche sociali, redistributive e nel welfare abbandonato da due-tre decenni a questa aprte all’iniziativa privata, delle ONG o della società civile e del volontarismo che a dir la verità ha dei limiti strutturali piuttosto evidenti da questa parte dell’oceano (e non solo?).

Tra i grandi paesi il Messico esce indebolito dato che l’attività economica interna è crollata più che in altri paesi per la sua dipendenza dagli USA e l’effetto influenza e avanzerà probabilmente poco più del 3% l’anno prossimo, quindi meno degli altri grandi come il Brasile (+5,5%) e l’Argentina (+4%) e della regione nel suo insieme. Anche in Messico lo Stato sembra avere perso gli strumenti per stabilire delle politiche controcoincliche significative, per favorire la diversificazione di prodotti e mercati, per incorporare e generare conoscenze e tecnologie e, infine, per prevenire e affrontare le crisi in un intorno di sviluppo economico e sociale sostenibile, tutte misure e prospettive auspicate e raccomandate fortemente dalla stessa CEPAL.