Archivi tag: celac

Reflexiones sobre la economía latinoamericana en 2014

Celac America Latina

[Fabrizio Lorusso – Variopinto al día] Entre la primera vez que viajé por tierras bolivianas, a finales de 2005, y mi segundo recorrido, a principios de 2013, pude percatarme de diferencias visibles en el país: un sistema de salud pública más barato y accesible, incluso a los extranjeros; una conservación del patrimonio cultural más atenta, pese al persistir de los problemas estructurales de la economía y de la pobreza que afecta al 45% de la población (con un 20.9% de indigencia); una mejora (ligera pero evidente) de las infraestructuras, por lo menos en los centros urbanos; un mayor dinamismo general, algo difícil de describir con precisión, pero palpable.

Quizás las cifras sobre crecimiento del país ayuden a describir la percepción de manera más exacta: en los últimos años, en efecto, Bolivia creció a un promedio del 5% anual y se prevé una subida al 5.5% en 2014, debido sobre todo al alto precio de gas y minerales, principales commodities de exportación de la nación andina. La nacionalización de los hidrocarburos hizo que la mayoría de la renta extractiva de Bolivia cayera en manos del gobierno y se quedara en el país. Algunas políticas sociales de la administración de Evo Morales acompañaron positivamente la coyuntura.

No obstante, el modelo de desarrollo por especialización productiva o vía exportación de recursos y materias primas no ha sido radicalmente modificado en la historia económica de muchos países latinoamericanos así que, pese a las mejoras sociales que los gobiernos de la región hayan podido aportar, no se logran alcanzar ni el universalismo del estado de bienestar, ni la diversificación económica y la industrialización necesarias para realizar el “despegue”.

Para pasar del simple crecimiento de los fundamentales macroeconómicos a un verdadero desarrollo, hacen falta políticas sociales, pues ya se ha demostrado cómo, en la mayoría de los casos, la mano invisible del mercado puro no ha sido eficaz y eficiente para lograr metas sociales y de equidad, sino que se ha vuelto fundamental el acompañamiento preponderante de una “mano visible”, ya sea estatal o de la sociedad organizada.

Asimismo, como lo resaltaron las jornadas cubanas de foros de la Celac (Comunidad de los Estados Latinoamericanos y Caribeños), hace falta una integración regional solidaria que se acerque más al modelo de la Unión Europea que al de los TLC meramente comerciales y, a menudo, asimétricos. Otro caso a destacar es Paraguay que, según datos de la Cepal, creció 13% en 2013 y seguirá entre los más dinámicos de la región en 2014 con un +4.5% del PIB, junto con Perú (5,5%), Colombia (4,5%), Ecuador (4,5%) y Chile (4%).

El cuadro es algo más complicado para otros países latinoamericanos como Brasil, Argentina y México, las economías mayores del subcontinente, que crecerán, supuestamente, del 2.6%, las primeras dos, y del 3.5%, respectivamente, mientras que el promedio regional sería del 3.2%.Son bajas las expectativas para Venezuela (+1%) y El Salvador (2.5%).

Paraguay creció mucho porque se está recuperando de una grave crisis que lo penalizó antes del 2013, pues el embate fue económico pero también político-institucional tras la defenestración o “golpe soft” contra el ex presidente Fernando Lugo y la suspensión del país del acuerdo Mercosur. Además, la soja, la carne y los granos que exporta y que “explican” el 50% de su PIB han tenido un auge de precios.

Sin embargo, Paraguay tiene un índice de pobreza del 50% y de indigencia del 28%, debido, entre otras causas, a la alta informalidad y precariedad que caracteriza el trabajo. Y es que eso, junto a factores como la corrupción endémica, la falta de universalidad de las prestaciones sociales, la poca continuidad de las políticas públicas, la escasa capacidad de recaudación fiscal (por evasión e incapacidad estatal) y el uso poco eficiente de los recursos, explica también la pobreza en Bolivia, donde más del 60% de los trabajadores están en la informalidad, una cifra parecida o algo superior a la mexicana que debe llevar a una reflexión seria sobre los elementos mencionados anteriormente que son parte de los hitos históricos en tema de economía en Latinoamérica: informalidad laboral y outsourcing, estado de bienestar universal y no subordinado a clientelismo o precondiciones, sistema fiscal progresivo, transformación del crecimiento en desarrollo, redistribución de los ingresos e integración regional solidaria. Twitter @FabrizioLorusso

 

Discorso di José Pepe Mújica, Presidente dell’Uruguay nel Vertice della CELAC in Cile

Discorso con sottotitoli in italiano (di Clara Ferri) del presidente uruguaiano, José Pepe Mújica, al vertice internazionale della CELAC (Comunità Stati Latino Americani e Caraibici, organizzazione continentale che esclude gli Usa e il Canada). Leggi articolo sulla CELAC qui. 

pepe-mujica2

Nasce la Celac, Comunità di Stati Latinoamericani

[Questo articolo è uscito sul quotidiano L’Unità del 7 dicembre 2011] Il 2 dicembre scorso è nata a Caracas la Comunità di Stati Latino-Americani e Caraibici (Celac), un’organizzazione di 33 paesi dell’America Latina che, considerati nell’insieme, costituiscono il terzo blocco economico mondiale. Per la prima volta, dopo 2 giornate di riunioni tra presidenti e diplomatici, tutti gli stati della regione si sono uniti senza la partecipazione degli Stati Uniti e del Canada in un patto che coinvolge 550 milioni di persone. Le Celac è l’evoluzione del Gruppo di Río, un meccanismo permanente di consultazione politica nato nel 1986, e della Calc, la conferenza regionale su integrazione e sviluppo che quest’anno è stata organizzata dal Presidente venezuelano Hugo Chávez con il fine di  approfondire l’integrazione tra i paesi partecipanti.

Al termine delle sessioni Chávez ha trasmesso la presidenza annuale della neonata Comunità al suo omologo cileno, Sebastián Piñera, che preparerà il suo primo vertice ufficiale nel 2012. E’ stata approvata una Dichiarazione finale e 18 comunicati su temi come l’embargo a Cuba, il narcotraffico, il commercio sud-sud, la difesa della democrazia e dei migranti. L’intenzione è favorire “l’integrazione economica, politica, sociale e culturale” in autonomia rispetto alla OSA, l’Organizzazione degli Stati Americani che storicamente ha retto le relazioni continentali secondo le linee del panamericanismo statunitense.

“Dobbiamo vedere l’Unione Europea come un modello di quello che bisogna fare ma anche di quello che non funziona”, ha dichiarato Cristina Fernández, presidentessa dell’Argentina. “Abbiamo l’opportunità storica di essere protagonisti del XXI secolo” – ha continuato – “con alleanze non solo economiche ma anche politiche”. L’America Latina è riuscita a portare il tasso di povertà al minimo storico del 30% della popolazione nel 2011, ma resta la zona con più disuguaglianze al mondo per l’enorme gap tra ricchi e poveri, quindi l’integrazione “alla europea” è una proposta allettante, inseguita da decenni ma mai realizzata.

La Celac nasce con un ampio consenso, ma è priva di organi permanenti e meccanismi efficaci per le decisioni, prese solo all’unanimità. Si stabiliscono due riunioni annuali dei ministri degli esteri e una dei capi di Stato, oltre alla formazione di gruppi di lavoro per proporre un’integrazione più profonda, ma resta lontana l’idea di un vero blocco commerciale o doganale e non ci sono proposte politiche più concrete al momento. Il testimone passa ai singoli governi che hanno l’arduo compito di dare forma ai principi generali approvati a Caracas in attesa della prossima riunione a Santiago del Cile. Altro articolo, Limes qui.